Isner, el hombre de fuego

El jugador de Carolina del Norte, única carta de valor en la bajara de tenistas estadounidenses, ha logrado adaptar su monumental altura para competir en el tenis moderno, mirando a los ojos de Federer, Djokovic o Nadal. Tras alcanzar su primera final de Masters 1000 en Indian Wells 2012, John volvió a hacerlo en Cincinnati hace unos meses, evidenciando que está preparado para todo

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados