Gafas rotas

Un aguacero sorprendió a Billie Jean King durante el partido de cuartos de final de Wimbledon que en 1980 le enfrentaba con Navratilova. La estadounidense, que utilizó sus gafas de sustitución porque se le rompieron las originales mientras secaba las gotas de lluvia de los cristales, perdió aquel encuentro. La exitosa historia de su vida, sin embargo está llena de baches superados

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados