“Las mujeres somos capaces de jugar a cinco sets”

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

La presidenta de la WTA, Stacey Allister, confirmó en Singapur que las jugadoras del circuito profesional se encuentran preparadas para disputar partidos a cinco mangas en los torneos que conforman el Grand Slam, al igual que hacen los hombres. La encargada de regir el organismo que controla el circuito femenino se mostró clara: “Hay predisposición para jugar los grandes con un formato idéntico al del cuadro masculino, pero deben solicitarlo los organizadores de los torneos”.

A diferencia de los hombres, que disputan los cuatro torneos del Grand Slam y la Copa Davis al mejor de cinco sets, las mujeres juegan todo el año partidos a tres parciales. Hasta la temporada 2006, los íntegrantes del circuito masculino también competían las finales de Masters 1000 a cinco mangas, pero se modificó la regla para liberar a los jugadores, sometidos a un duro calendario que se extiende desde enero a noviembre.

“Las jugadoras están dispuestas, deseosas y capaces. Todo lo que tienen que hacer los torneos es pedirlo”, dijo Allister, centrando todo el peso de la decisión en los torneos del Grand Slam. “El programa en los grandes es un desafiío con los partidos de hombres al mejor de cinco mangas”, explicó. “Los partidos a tres sets nos parecen bien, pero siempre he dicho que las mujeres somos capaces de jugar a cinco sets si nos lo piden”.

Diversas voces masculinas se han mostrado críticas dentro del vestuario con respecto a la igualdad de premios entre hombres y mujeres, cuando los primeros pasan más tiempo en pista y realizan un mayor esfuerzo. “Pienso que los premios no pueden ser los mismos por la cantidad de trabajo que hacemos los hombres con respecto a las mujeres, la cantidad de tiempo que invertimos en la pista es muy distinto”, dijo Stakhovsky, miembro del consejo de jugadores de la ATP. “No lo puedes comparar. Ni siquiera se pueden comparar los ingresos que genera el circuito masculino en comparación con el femenino en Grand Slam”, siguió. “Es un tema complicado, pero en otros deportes distintos ocurre y no le hiere la sensibilidad a nadie. A las jugadoras de fútbol y golf no se les paga tanto como a sus homónimos masculinos. Es sólo un negocio. No estamos hablando de la igualdad entre hombres y mujeres. Claro que somos iguales. Claro que los dos sexos somos personas. Somos seres humanos, pero no estamos hablando de derechos humanos, estamos hablando de un negocio. Ingresos puros y duros. Un negocio”.

El francés Simon, 14 mundial, también manifestó su opinión meses atrás, sin entrar a valorar el esfuerzo de ambos. “No es porque nosotros juguemos cinco sets y ellas tres. Tampoco tiene que ver tampoco con el tiempo de juego. Es más general, es sobre el show. Es el punto de vista de todos en el vestuario, hasta de los periodistas. No sé por qué es difícil hablarlo”, afirmó. “Creo que el tenis masculino es más interesante que el de mujeres. Como en cualquier negocio, uno tiene que cobrar en función de eso. Mi opinión está basada en el entretenimiento. Si miramos cómo funciona en el deporte o con la música, prácticamente te pagan a través del público. Shakira, por ejemplo, gana más dinero que muchos hombres porque todo el mundo quiere verla. Es así de simple”.

  • lola del castillo

    El circuito femenino, desde hace años está a años luz de interés y calidad del circuito ATP. Están Serena (y Venus cuando aún era competitiva) , cuando quiere ó puede jugar, y luego viene el resto, turnándose para ganar los títulios, y sin la regularidad necesaria de las auténticas estrellas del deporte. Serena sí sería capaz de aguantar `partidos a 5 sets en los Slams, pero dudo que la gran mayoría de las demás pudiera mantener el tipo. Pero, en todo caso, mientras eso no suceda, los premios deberían ser diferentes, y la ATP debería luchar por conseguir para sus jugadores un aumento de los premios. Está claro , qyue en eso , la WTa funciona mucho mejor velando por el interés de sus afiliadas.
    En cuanto a los torneos , opera lo políticamente correcto ,tienen miedo y no se atreven a plantear la cuestión para que no les tilden de machistas,confundiando las churras con las merinas. Y lo más triste es que esa situación no se limita al mundo del tenis , sino que se extiende a otros ámbitos de la sociedad.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados