Isner y Harrison mueven la caseta

Redacción desde la ciudad de Madrid

John Isner busca recuperar sensaciones. El mejor tenista estadounidense tiene nuevo entrenador: el exjugador y comentarista televisivo Justin Gimelstob. Justin compaginará su faceta televisiva con la de técnico, además de ser miembro de la ATP.

Se trata de un gran entendido del tenis con el que Isner espera regresar al top-10 después de un año irregular. “Estoy muy emocionado de empezar a trabajar con Justin. Él tiene mucha experiencia en el mundo del tenis y tengo mucho respeto por su conocimiento del deporte. Creo que será muy bueno para mi tener una nueva perspectiva ayudándome con mi juego”, afirmó el americano.

El actual número 19 del mundo ha comenzado ya los entrenamientos de pretemporada en Florida y Gimelstob se unirá de manera inmediata. El de Tampa reflexionó sobre las expectativas que el acuerdo le ha creado. “Tuve una buena experiencia con Mike Sell [su anterior entrenador] y realmente aprendí mucho de él durante la pasada temporada. Tan solo he pensado que era la hora de intentar algo nuevo, y con Justin creo que tendré una nueva voz fuerte y apasionada en mi equipo. En otoño pasé algún tiempo con él y tengo plena confianza de que tiene una visión clara de mi juego y un gran conocimiento de lo que necesito hacer para jugar mi mejor tenis”.

El comentarista y antiguo jugador profesional de la ATP también ha tenido elogios para su nuevo pupilo. “John es un talento único, un gran chico dentro y fuera de la pista y estoy encantado de poder formar parte de su equipo”. Gimelstob, que conoce a Isner desde hace años, no tiene duda de que se comunicarán “realmente bien” como jugador y entrenador.

Su compatriota y amigo Ryan Harrison, también residente en Florida, ha tomado medidas después de caer a la posición 190 del ránking ATP. El joven americano intentará olvidar una pobre temporada con la ayuda de Grant Doyle, que volverá a ser su entrenador después de separar sus caminos en 2012.

Harrison está entrenando duramente en Texas, donde entrena con su amigo y exnúmero uno mundial Andy Roddick. Ryan asegura que está trabajando duro, sobre todo físicamente de cara a afrontar con garantías la próxima temporada. El joven tenista disputará algunos torneos de categoría Challenger e intentará clasificarse para el torneo de Brisbane antes del Abierto de Australia.

Su acuerdo con Doyle significa para Harrison una vuelta al pasado. Buscará recuperar la confianza que le llevó hasta el número 43 del mundo cuando todavía entrenaba con Grant en 2012. Ryan logró también dos títulos ATP a las órdenes del que vuelve a ser su entrenador. Estados Unidos alcanzó en esa misma temporada las semifinales de la Copa Davis. Isner y Harrison intentarán que la nueva temporada les acerque a su mejor nivel tenístico nuevamente.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados