IPTL: exhibiciones a todo ritmo

Redacción desde la ciudad de Madrid

Si el viraje estratégico del tenis hacia Asia es un hecho, con eventos cada vez más numerosos y de mayor categoría entrando en los calendarios, y grandes inversores inyectando músculo económico en los circuitos, las exhibiciones que cierran las temporadas son otra prueba de ello. Desde que estos eventos han ocupado el tramo final del año, ninguna había alcanzado la repercusión y capacidad de llamada entre las grandes figuras como la International Premier Tennis League (IPTL) que se disputará en diversas ciudades asiáticas entre el sábado 28 de noviembre y el 13 de diciembre. Impulsado por el indio Mahesh Bhupathi, con patrocinadores mastodónticos de la talla de Coca-Cola como soporte, se trata de una hilera de partidos lúdicos con normas modificadas, formato peculiar, grandes estadios como sede y un cartel de jugadores, en activo y antiguas figuras, con capacidad para atraer bastantes miradas.

Al más puro estilo de deportes de franquicia, se pretende combinar la presencia de deportistas de talla mundial con un toque de entretenimiento. Habrá cuatro equipos, se competirán en cuatro sedes (Manila, Nueva Delhi, Singapur, Dubai) y se disputarán un total de 24 partidos en formato de round robin para determinar el campeón de la edición inaugural de la IPTL. Se competirá de manera itinerante entre las cuatro ciudades que albergan la liga de exhibiciones: Manila (28-30 noviembre), Singapur (2-4 diciembre), Nueva Delhi (6-8 diciembre), Dubai (11-13 diciembre).

Equipos y plantillas:

Manila Mavericks | Andy Murray, Jo-Wilfried Tsonga, María Sharapova, Kirsten Flipkens, Daniel Nestor, Treat Huey y Carlos Moyá.

Singapore Slammers | Serena Williams, Daniela Hantuchova, Tomas Berdych, Lleyton Hewitt, Nick Kyrgios, Bruno Soares, Patrick Rafter y Andre Agassi.

Micromax Indian Aces | Roger Federer, Gael Monfils, Ana Ivanovic, Sania Mirza, Rohan Boppana, Fabrice Santoro, Pete Sampras

UAE Royals | Novak Djokovic, Marin Cilic, Eugenie Bouchard, Caroline Wozniacki, Goran Ivanisevic, Malek Jaziri, Nenad Zimonjic.

En un deporte bastante constreñido por las exigencias televisivas, quizá algunas de las modificaciones reglamentarias sirvan para abonar un terreno de cara al futuro. En cualquier caso, las exhibiciones estarán plagadas de mecanismos para acortar la duración de los encuentros, que en realidad no serán tales sino más bien una superposición de roles entre los distintos jugadores:

El formato básico serán encuentros divididos en cinco mangas: individual masculino, individual femenino, doble masculino, doble mixto e individual masculino de leyendas. La victoria no viene determinada por mayor número de sets ganados, sino por quien sea capaz de sumar más juegos en los cinco sets. Un partido ganado valdrá cuatro puntos. El conjunto derrotado recibirá dos puntos si supera los 20 juegos, un punto si logra entre 10 y 20 juegos y cero puntos si son menos de 10 juegos los logrados en cinco mangas.

En caso de empatar a cinco juegos un set, no se llegará al tiebreak sino que se disputarán cuatro minutos de tenis. Quien más puntos gane en ese espacio de tiempo ganará la manga. Si jugados los cinco sets ambos equipos sumaron el mismo número de juegos, se jugarán un desempate de siete minutos entre los referentes masculinos de cada conjunto.

Otra de las novedades, y una de las opciones planteadas por los defensores de ser estrictos con la normativa de tiempo entre puntos en competiciones oficiales, es que se colocará un reloj en pista. Una idea que eliminaría el criterio racional del juez de silla -cada vez más firmes en este sentido-, por ahora no implantada en circuitos profesionales y criticada por sus detractores, convencidos de la necesidad de distinguir entre los esfuerzos que dejan sin aliento a los tenistas y los puntos que se deciden en un par de impactos. En la IPTL, en un contexto no oficial de pura exhibición, habrá 20 segundos entre puntos, 45 segundos en los cambios de lado, 60 segundos para esperar al entrenador y tres minutos entre sets. Toda violación de estas normas tendrá como resultado la pérdida de un punto.

Una decisión que da una vuelta de tuerca más al planteamiento será la implantación de un ‘punto de poder’. A lo largo de un set cada jugador podrá advertir que el punto a disputar tendrá un valor doble.

Toda una amalgama de decisiones para acelerar el ritmo de los encuentros en mitad de un ambiente lúdico. En Asia, donde se gana dinero a espuertas al margen de los circuitos ATP y WTA, también se disputan exhibiciones con la plana mayor de los jugadores movidos entre algunas normas en mero estado de probaturas.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados