Francia, Suiza y una Copa Davis sobre tierra

Una discusión sobre tierra batida para tomar la Ensaladera. Ésa es la elección de Francia para buscar ante Suiza, del 21 al 23 de noviembre, la novena Copa Davis de su historia y poner fin a una sequía que se extiende desde 2001. Bajo la bóveda del Grand Stade de Lille, un pabellón multiusos donde se quiere montar una encerrona con 27.000 butacas, la superficie era el último detalle a conocer antes de comenzar a tejer la candidatura final en la competición por equipos de mayor prestigio.

El cuadro galo planifica sin perder de vista el peligro: impidiendo que Roger Federer pise suelo duro a cubierto, un escenario donde su carrera registra un 80% de acierto y la competición individual de Copa Davis (15-0) jamás le vio perder un partido. Sobre los cinco sets en polvo de ladrillo, sin embargo, confían en hacer brotar el miedo, recordando la última vez que los suizos saldaron una eliminatoria (Estados Unidos, 2012), con Roger y Stan Wawrinka presentes, sin cerrar un solo encuentro. Los helvéticos, no obstante, tienen mimbres en arcilla. Un suelo donde Wawrinka, vigente campeón de Montecarlo, gana dos de cada tres partidos, más que en ningún otro, y un Federer con cinco finales de Roland Garros sirve como arma de aviso.

Francia puede remar con más hombres, con Gael Monfils, Richard Gasquet y Jo-Wilfried Tsonga como armas a liderar la pelea ante el cuadro helvético. Con más margen de adaptación, porque la pelea se disputa cinco días después de que la pista dura acoja la Copa de Maestros, con Federer clasificado, Stan en vísperas y ningún francés con billete cercano. Pero también con la responsabilidad de romper un gris añejo: las últimas tres finales planteadas sobre arcilla en terreno galo (ante Rusia en 2002, frente a Australia en 1999 y contra Estados Unidos en 1982) fueron a parar al bando contrario. Extender la tendencia será misión de Suiza, buscando ganar la primera Ensaladera para convertir la serie en algo histórico.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados