Estrechar el cerco

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Apretando los dientes hasta llegar al objetivo. Así se plantó Garbiñe Muguruza (7-6 6-4 a Jelena Jankovic) en los cuartos de final de Tokio, el torneo que abre la gira asiática para la caraqueña, montada en una autopista hasta el final de la temporada al no defender punto alguno. Eso, claro, es una oportunidad para asaltar posiciones en el ranking para una mujer llamada a irrumpir en el estrato noble del circuito. Un triunfo sobre la número 11 del mundo, en dos mangas, para subrayar una silueta de amenaza: la del perfil que cuestionar el orden establecido. Porque ya son seis triunfos top20 los acumulados en 2014, más que ninguna otra jugadora ajena a esa grupo.

Lejos de suponer una fijación aislada sobre un perfil, sus triunfos se han producido ante un abanico de tenistas. Seis zarpazos sobre seis figuras establecidas, como extendiendo el runrún del peligro a todo el frente, poniendo sobre aviso a la nómina que gobierna el deporte.

En Tokio, un torneo donde también afianza su opción al WTA Finals en modalidad de dobles, compite una jugadora que desconoce su techo pero cuyo destino parece fijado más a corto que a medio plazo. Esas 20 primeras raquetas que tanto amenaza serán compañeras de barco si logra levantar el título, porque morder el trofeo haría suyo uno de esos puestos. Un sentido de pertenencia labrado durante meses, pues basta observar su rendimiento para descartar la opción de un fogonazo aislado. Ha logrado morder a gente de arriba en cuatro de las grandes giras del año (australiana, tierra batida europea, americana de verano y, ahora, asiática). Eso es avisar por todo el globo, durante todo un curso, sobre diferentes suelos.

Desde sus 182 centímetros, una vertical engranada con la cadencia del tenis moderno, en Japón se descubrió dureza en lo alto. Porque fue una prueba de fuerza mental y voluntad de esfuerzo. Ante una rival de recuerdo amargo, que llegó incluso a servir para ganar el primer set, y en cuyo único precedente apenas pudo sumar tres juegos. Donde, tras sentar a Pavlyuchenkova, caminaba en un partido susceptible al estómago lleno, porque enlazar triunfos top30 sólo encontraba un precedente en su cuaderno. Y porque tras por primera vez en su carrera resistió a la presión de un tiebreak para seguir remando hasta tumbar a uno de los nombres serios. Lejos de la imagen en los dos precedentes previos (vs Li en Miami 2013 (6-7 2-6); vs Errani en Nueva York 2012 (3-6 7-6 1-6), donde la gestión de una muerte súbita le dejó el espíritu seco.

En busca de las semifinales, ante la veterana australiana Casey Dellacqua, la número 30, una oportunidad para seguir estrechando el cerco.

Carla Suárez, octava cabeza de serie en el torneo nipón, también accedió a los cuartos de final de Tokio. Una ronda que pisa por novena vez en la temporada. Tras derrotar en dos mangas (7-6 6-3) a la rusa Daria Gavrilova, procedente de la fase previa, la canaria cruza con la danesa Caroline Wozniacki, reciente finalista del US Open.

Victorias top20 de Garbiñe Muguruza en 2014

Tokio 2014 | 7-6 6-4 a Jelena Jankovic
New Haven 2014 | 6-2 3-6 6-1 a Sara Errani
Stanford 2014 | 6-2 4-6 6-2 a Dominika Cibulkova
Roland Garros 2014 | 6-2 6-2 a Serena Williams
Australian Open 2014 | 4-6 7-5 6-3 a Caroline Wozniacki
Hobart 2014 | 6-4 6-3 a Kirsten Flipkens

  • lola del castillo

    NO soporto a la Muguruza. Espero que pierda todo lo que juegue.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados