Ferrer canta las 40

Redacción desde la ciudad de Madrid

21 de julio de 2002. Umag (Croacia). Carlos Moyà evitaba que David Ferrer estrenara su palmarés en su primera final en el ATP Tour. Once años más tarde, el de Jávea carga sobre sus espaldas con cuarenta finales. Nada más y nada menos. La última en Estocolmo (ATP 250). Después de remontar ante Ernests Gulbis 3-6, 6-4 y 6-1, el alicantino buscará este domingo el título número 21 de su carrera ante Grigor Dimitrov en la pista dura cubierta de la capital sueca.

Ferrer, que únicamente había participado en dos ediciones anteriores, llegaba a la edición de 2013 con solo una victoria en su historial (Seppi, 2006) por dos derrotas (Beto Martín, 2005 y Feliciano López, 2006). Esta vez ha necesitado de dos triunfos para meterse en la última ronda. Y es que, después de beneficiarse de un bye en la primera eliminatoria como cabeza de serie número uno, en los cuartos de final su rival, Fernando Verdasco, no saltó a la pista por problemas en el abdominal.

En Estocolmo, David Ferrer peleará por el tercer trofeo del año (Auckland y Buenos Aires), en la que será su séptima final en esta campaña (también la jugó en Acapulco, Miami, Oeiras y Roland Garros). El español está a solo una de la mejor marca que ha firmado jamás (2012), cuando fue capaz de meterse en ocho últimas rondas. Además, bajo el techo sueco tratará de salir con 250 puntos, un respiro ante su particular tourmalet en el tramo final de la competición (entre Valencia, París-Bercy y el ATP World Tour Finals debe salvaguardar 1.900 puntos). En el Ágora, donde defiende la corona de campeón, ya le espera Gael Monfils en primera ronda. Pero antes, este domingo le toca cantar las cuarenta.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados