Cumbre en Londres para cambiar España

Redacción desde la ciudad de Madrid

El tenis español está ante una semana decisiva para su futuro. Según ha contado El Partido de las 12 de la Cadena Cope, están al caer dos grandes movimientos. Salvo que este viernes la sanción del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) anticipe la salida de José Luis Escañuela, jugadores y jugadoras españoles van a reunirse durante el torneo de Wimbledon para pedir que se marchen el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET) y Gala León, la capitana de la Copa Davis. Los tenistas prefieren a un exjugador al mando de la federación.

Este fin de semana puede producirse el movimiento deportivo. Salvo una decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo, los principales tenistas españoles, jugadores y jugadoras, van a reunirse aprovechando el torneo de Wimbledon y su intención es pedir públicamente la dimisión de Gala León, capitana de la Copa Davis, y José Luis Escañuela, presidente de la Federación Española de Tenis. Allí hablarán todos, cada uno explicará sus diferencias con la federación y, luego en común, explicarán los motivos de su descontento. Posteriormente, pedirán esas dimisiones y comunicarán que no estarán en Rusia para jugar la Copa Davis en menos de un mes. De momento, solo Daniel Gimeno Traver y David Marrero, según avanzaron ABC y Radio Marca, son los dos únicos tenistas que le han dado el ‘sí’ a Gala León para estar en Rusia. Gimeno, para el individual; y Marrero, para el dobles. Faltan otros dos, y Gala los busca fuera del top-100, entre los tenistas españoles menos conocidos, los que van a jugar la previa de Wimbledon.

Todo esto podría cambiar con un movimiento jurídico: la sentencia del Tribunal de Arbitraje Deportivo que va a llegar este viernes. El TAD tiene casi lista su decisión sobre el caso del presidente Escañuela y otros directivos de la Federación Española de Tenis por tres infracciones. Las reiteradas negativas a facilitar información e incumplimiento reiterado de órdenes de órganos deportivos. El presidente se ha negado a explicar dónde fueron los más de 600.000 euros de dinero público destinados a la Fundación y el Observatorio del Tenis o a entregar las actas del nombramiento de Gala León como capitana. Y además, incumplimiento de disposiciones estatutarias, algo aún más grave que aumentaría la sanción y supondría directamente la destitución de Escañuela.

El TAD inhabilitará a Escañuela, pero no se sabe cuánto tiempo, algo determinante. La inhabilitación puede ir de un mes a dos años y, depende de la duración, conllevará o no su salida de la presidencia y la convocatoria de elecciones anticipadas. Si la inhabilitación supera los seis meses, como esperan las federaciones territoriales y todos los opositores a Escañuela que ya se están moviendo para sucederle, habría elecciones anticipadas. Los posibles sustitutos de Escañuela serían: la federación valenciana, con Cascales y Serrahima; la madrileña, con el opositor eterno de Escañuela, Miguel Díaz; la catalana, que quiere recuperar el poder perdido; e, incluso, surgen viejos nombres como Pedro Muñoz, que está deseando volver a presidir la federación.

En cambio, los tenistas prefieren a un exjugador al mando de la federación, como Javier Sánchez Vicario o Carlos Costa; alguien que haya vivido el tenis por dentro y sepa de verdad lo que necesitan los jugadores para evitar casos como el de Escañuela o el de Pedro Muñoz. Como dijo Rafaeel Nadal en su día: “Es como si me ponen a mí a dirigir un hospital”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados