Y de nuevo Ferrero

Javier Méndez desde la ciudad de Barcelona

23 de octubre de 2012. Fue el día que el tenis profesional despidió a Juan Carlos Ferrero para siempre. O eso al menos creían los aficionados que en el Ágora del extinto Valencia Open entre aplausos agradecían uno de los legados más brillantes de todos los tiempos en el tenis español. Cinco años después, el valenciano saltó de nuevo a la pista. Esta vez en la modalidad por parejas en el Barcelona Open Banc Sabadell junto a uno de los grandes talentos que residen en su academia en Villena, como el de Pablo Carreño. Eso sí, la pareja se despidió en su debut frente a Marcin Matkowski y Daniel Nestor por 6-2, 5-7, 10-7.

“Empezó siendo una broma”, reconoce el valenciano sobre su regreso a las pistas. Pero Carreño fue capaz de convencer a su mentor para que le acompañase en el dobles en el Conde de Godó. “Yo intenté convencerlo y al final aquí estamos”, admite entre risas el asturiano. “Me ha costado un poco entrar en el partido. Hacía tiempo que no competía con gente de este nivel, en dobles todo pasa mucho más rápido. Llevo toda esta semana voleando mucho y hoy no he voleado muy bien. Pero me lo he pasado bien, ha sido una experiencia muy buena y lo volvería a hacer”.

¿Lo volvería a hacer? “No, no volveré al dobles”, aclara Ferrero que no esconde que “el partido de hoy para mí es un regalo. Volver a sentir cómo la gente empujaba y revivir esa adrenalina del final del partido… Estoy muy contento de sentir algo así”. Apenas una hora y 21 minutos fueron suficientes para que el ex número uno del mundo recuperase por un momento el éxtasis de la competición. “Me hacía muchísima ilusión jugar con Juan Carlos”, revela Carreño. Este lunes, sueño cumplido.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados