Victoria en pista

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Un regreso progresivo. Victoria Azarenka volvió a disputar el torneo de Miami dos años después en lo que fue, a pequeña escala, la meta a abordar en los próximos meses: dejarse ver  de nuevo en los grandes eventos del circuito tras un tramo de turbulencias, con lesiones que le impidieron competir durante meses. La bielorrusa, campeona en 2009 y 2011, superó el primer escollo en Florida (6-1, 6-3 sobre Silvia Soler) en mitad de un proceso de aceleración, buscando la continuidad que sólo da la competición tras un trasiego de grietas físicas. Para dejar atrás el recuerdo de 2014, donde distintas lesiones ennegrecieron a Victoria en su esplendor, pasando de emprender el curso como número 2 mundial a cerrar la temporada en pleno mes de septiembre, disputando apenas 24 partidos en todo el curso, una nimiedad para una atleta de su calibre. La circunstancia, que le obligó a salir del top 20 por primera vez en seis años, un retroceso forzado en una disciplina que castiga cualquier parón prolongado, sirve para testar la dureza de una de las raquetas más competitivas del frente femenino. Una nueva etapa que la de Minsk afronta sujeta por un entorno actualizado.

Con una renovación en su equipo de trabajo. La bielorrusa ha modificado las piezas a su alrededor en una etapa donde busca recuperar el puesto que tiempo atrás ocupó en el circuito. Desde la parte técnica donde Sam Sumyk, el entrenador francés que ha acompañado a Victoria durante el último lustro, alcanzando el número 1 mundial y su madurez deportiva, ha dejado paso al belga Wim Fissette, encargado de guiar el ascenso de Simona Halep hasta la élite y unido durante varios años a Kim Clijsters. Hasta los peloteos en los entrenamientos, en los que Sascha Bajin, compañero de prácticas de Serena Williams durante los últimos ocho años, pasa a jugar un rol de relevancia. Un físico sufrido como el de Azarenka, una de las tenistas más solventes en el fondo de pista, es ahora cuidado por Mike Brungardt, un preparador físico veterano, que trabajó casi dos décadas para los San Antonio Spurs, una de las franquicias punteras en la NBA, que se reúne de nuevo con Fabrice Gautier, fisioterapeuta que lleva tiempo trabajando con la de Minsk y en cuyo historial también aparecen labores junto a Tony Parker, en sus tiempos de baloncesto americano en el equipo tejano.

Inmersa en una metodología de trabajo renovada para la dos veces campeona de Grand Slam, con trabajos específicos de arterofilia olímpica como revela el portal tennis.com, unos ejercicios destinados a fortalecer sus articulaciones e incrementar la prevención frente a lesiones, Azarenka trabaja de forma gradual su ascenso en el circuito. El de un perfil de primera línea en cuyo esplendor logró, en el transcurso de dos años, ganar dos veces el Abierto de Australia, ocupar el número 1 mundial durante 51 semanas, convirtiéndose en la décima jugadora con más presencia en el primer escalón del circuito, y ponerse al cuello dos medallas olímpicas.

Buscando la velocidad los resultados van llegando. Azarenka, actualmente ubicada en el puesto 36 del circuito femenino,  va marcado semana a semana resultados que invitan al optimismo, abriéndose paso en las listas oficiales para ganar plazas de mayor altura, esas que retrasan los cruces ante las más fuertes hasta las últimas rondas en los torneos. Casi en cada torneo ha dado un paso más allá. Su ingreso en la segunda semana del Abierto de Australia se labró desbordando a la danesa Wozniacki, número 8 mundial en aquel momento y el triunfo de mayor peso en el último año. La final alcanzada en Doha, con cuatro victorias ante el top-30, todo un soplo de aire fresco tras más de un curso alejada de la pelea por las copas. Y el choque ante Sharapova en Indian Wells, donde llegó a liderar el primer set y exigir hasta seis pelotas de partido a la rusa, el primero ante una de las dos raquetas punteras desde enero de 2014, un test a futuro mientras el cuerpo toma temperatura.

En Miami, donde Victoria enfrentará en segunda ronda a la serbia Jankovic, toda una finalista de Indian Wells días atrás, otra prueba de velocidad. Si el acoplamiento a las victorias va tomando forma -ha ganado partidos en cuatro torneos seguidos, algo inédito desde 2013- llega la hora de ajustarse a las más fuertes.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados