Un oro para la historia

Redacción desde la ciudad de Madrid

Es una victoria para la historia, de su carrera, de los Juegos y de su país. Sin entrar en las quinielas, ni siquiera para las medallas, Mónica Puig se colgó el cartel de ‘matagigantes’ para convertirse en la primera mujer de Puerto Rico en enfundarse un metal en unos Juegos Olímpicos. La pista dura de Río fue el escenario elegido para que la número 34 del mundo ascendiera al Olimpo conquistando el oro frente a Angelique Kerber (6-4, 4-6, 6-1).

“Acabo de lograr uno de mis grandes sueños. Estoy muy feliz de haber sido capaz de ser la primera mujer puertorriqueña en ganar una medalla en los Juegos, y no cualquier medalla… ¡La de oro!”, exclamaba orgullosa Puig tras convertirse en la octava raqueta desde 1988 en subir al cajón más alto del pódium en la prueba individual femenina. El máximo metal en territorio brasileño es el segundo título de su carrera, después del que consiguió en Estrasburgo hace dos temporadas.

“Estoy en estado de shock, no sé qué decir. Estoy emocionada”, arrancó su discurso tras una semana impecable en la que fue derribando a favoritas como Garbiñe Muguruza, Petra Kvitova o la propia Kerber, que este curso ya había disputado las finales del Abierto de Australia (campeona) y Wimbledon (finalista). “Tengo muchísima fe en mi. Sabía que iba a ganar un torneo pronto, sólo tenía que ser paciente, pero no imaginé que fuera a llegar tan pronto”, reconoció Puig.

A sus 23 años, la puertorriqueña cumplió los pronósticos de quienes auguraban en su raqueta un carrera de éxitos. “Soy una jugadora bastante agresiva y apasionada. Tengo una buena actitud, llevo el fuego boricua dentro de mí”, se autodefine Puig que contó con el apoyo incondicional de sus compatriotas en la grada. “Cada vez que escuchaba: ‘Sí se puede’, me decía a mí misma: ‘tú puedes’. Todo lo que te propongas en la vida se puede conseguir con esfuerzo. Esta es la prueba”. Es la historia de Mónica Puig, una chica de oro.

Campeonas olímpicas desde 1988

Desde que los Juegos recuperaron el tenis como disciplina olímpica, el palmarés ha recogido ocho jugadoras diferentes que se han colgado el oro. Mónica Puig fue la última en unirse a este selecto grupo.

1988. Seúl. Steffi Graf (GER)
1992. Barcelona. Jennifer Capriati (USA)
1996. Atlanta. Lindsay Davenport (USA)
2000. Sídney. Venus Williams (USA)
2004. Atenas. Justine Henin (BEL)
2008. Pekín. Elena Dementieva (RUS)
2012. Serena Williams (USA)
2016. Mónica Puig (PUE)

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados