Sonrisas tras una hoffitis

Antonio Arenas desde la ciudad de Madrid

Sucedió el 29 de junio de 2012. Rafael Nadal abandonó la central de Wimbledon en la segunda ronda del torneo derrotado por Lukas Rosol, el número 100 del mundo. El mallorquín ganó Roland Garros infiltrado. Llegó al tercer Grand Slam de la temporada tratando de silenciar el dolor con la pasión de su corazón y se marchó escribiendo el punto y seguido más largo de su carrera porque durante los ocho meses siguientes estaría sin competir por una hoffitis en la rodilla izquierda y una rotura parcial del ligamento rotuliano que le obligarían a renunciar a ser el abanderado en los Juegos Olímpicos de Londres entre otros muchos torneos del calendario. 221 días después, Nadal puso un pie sobre la tierra batida de Viña del Mar sin imaginar que escribiría el año más emocionante de su carrera ganando 10 títulos, coronándose en Roland Garros y el Abierto de los Estados Unidos, y arrebatando a Novak Djokovic el número uno del mundo en octubre tras recortarle una abismal ventaja de puntos. Tras ganar en Doha el primer torneo de 2014, Nadal suma unas cifras de vértigo desde que retornase a la competición: ha llegado a la final en 15 de los 18 torneos que ha disputado, celebrando la victoria en 11 de ellos.

Los torneos de Nadal tras la lesión

Por el camino, el número uno del mundo se ha ido encontrando con distintos rivales del top-10. Como ha llegado a las rondas finales en todos los torneos que ha disputado desde la lesión salvo Wimbledon, como ha estado peleando por la mayoría de los títulos, ha tenido que medirse con los mejores jugadores del clasificación en busca de la gloria. Así, desde que regresó al circuito en febrero de 2013, Nadal ha cruzado argumentos en 29 ocasiones frente a jugadores situados entre los 10 mejores del ránking. El implacable balance (24 victorias y 5 derrotas) explica por qué hoy está al frente de la tabla gobernando el circuito cuando meses atrás se encontraba fuera del top-4. Solo Novak Djokovic, David Ferrer y Juan Martín Del Potro han sido capaces de sobrevivir a la tiranía impuesta por el balear.

Nadal ante top10Nadal ante top-10:2

En su caminar, el español ha sido llevado al límite en diversas ocasiones. Sin embargo, si algo diferencia a Nadal del resto de jugadores es su capacidad para afrontar esos momentos clave donde la diferencia entre vencedor y vencido se torna minúscula. 18 veces ha disputado el mallorquín un set decisivo (tercer o quinto parcial) desde que regresó al circuito en Chile y ha ganado 17, perdiendo tan solo el primero en la final de Viña del Mar ante el argentino Horacio Zeballos. Desde entonces, nadie ha sido capaz de inclinarle en ese terreno donde no hay margen de error. Nadal, un superviviente, ha vuelto a demostrar en Doha la tendencia de 2013: para ganar el título sobrevivió a tres partidos apurando los tres sets. Un aviso para lo que viene.

Mangas decisivas

  • lola del castillo

    El inicio ha sido bueno, pero siempre Nadal dependerá de susu rodillas,y eso hace que la incertidumbre sea la palabra que define sus perspectivas de futuro.

  • Nacho Mühlenberg

    Buen artículo. Bien desglosado todo.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados