“Son temperaturas extremas”

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Lucie Safarova, la número uno del equipo checo, no aparece por la sala de prensa junto a Klara Zakopalova, Andrea Hlavackova, Barbora Zahlavova-Strycova y Petr Pala, el capitán de la República Checa, durante la primera comparecencia oficial ante los medios. Tampoco pisa el Centro de Tenis Blas Infante, donde su país discutirá el pase a las semifinales de la Copa Federación ante España. La número 28 del mundo, ausente en los dos entrenamientos de la jornada, descansa en el hotel porque se encuentra mal como consecuencia de un virus. Sus compañeras lo llaman “temperaturas extremas” (15 grados durante el martes) mientras critican que la eliminatoria se dispute al aire libre en lugar de bajo techo. El frío no es el de días atrás porque llueve a ratos sobre Sevilla, no hace tanto aire y el termómetro ha subido. Caen un puñado de gotas para humedecer la arcilla. Se prepara la batalla para estar en semifinales de Copa Federación, una guerra a tumba abierta.

Es media tarde y los ruidos de los operarios, que trabajan contrarreloj para ampliar la capacidad de la pista central, se mezclan con los gritos de las checas durante un dobles improvisado en el que Hlavackova forma pareja con Zahlavova-Strycova y Zakopalova con el capitán checo. La jugadora que debería acompañar a Andrea (número 10 del mundo, campeona en Roland Garros, US Open y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres) no está. Sin Safarova, la otra pieza del binomio (15 mundial, su mejor clasificación de siempre), el grupo queda huérfano, desprovisto de una tenista brillante que debería guiar al grupo tras las circunstancias presentadas.

Con Kvitova ausente por un proceso vírico, Safarova asume toda la responsabilidad del equipo checo, que ha celebrado siete veces el título, dos en los últimos tres años (2011 y 2012). Esta, sin embargo, no es una jugadora cualquiera. Esta es una que tuvo punto de partido para eliminar a Na Li (luego campeona) en el pasado Abierto de Australia. Esta es una a la que ninguna de las jugadoras españolas convocadas por Conchita ha ganado (2-0 contra Carla Suárez y 1-0 ante Tita Torró). Esta es una que fue top-20 (agosto de 2012) y que podría seguir siéndolo si su cabeza acompañase a su juego, si lograse controlar esos picos irregulares que le permiten acariciar el cielo y danzar en el infierno. Esta, en cualquier caso, es un auténtico peligro para España.

El canto de algún pájaro desconocido queda ahogado por los árboles que envuelven el escenario. De ahí se marcha el equipo checo entre risas y gestos relajados. Llega el español y se acaban las bromas. Mientras Carla Suárez y Silvia Soler practican juntas, pensando en el punto de dobles del domingo, Conchita Martínez, Albert Costa y Xavier Budó les rectifican. Cada detalle se mima con esmero porque la victoria reside en ellos. Es la batalla por las semifinales entre España y la República Checa, un combate sin respiro bajo la lluvia de Sevilla.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados