“Sin Toni, no habría jugado nunca a tenis”

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Es prácticamente imposible esquivar el tema. No importa el torneo ni su categoría. Desde que el pasado 11 de febrero Toni Nadal anunció que la próxima temporada daría un paso a un lado y dejaría de acompañar a su sobrino por el circuito, el campeón de 14 Grand Slam escucha la misma pregunta en bucle: ¿Te sorprendió su decisión? Y en Indian Wells no fue una excepción. Eso sí, Rafael tiene una única respuesta: “Sólo puedo darle las gracias por todo lo que ha hecho”.

“Para mí es importante que sea feliz con lo que hace. Entiendo que tiene tres niños, además dos juegan al tenis también. Probablemente tenga la motivación de entrenar con ellos”. Cuando se cumple un mes desde que saltó la noticia, el manacorense aún continúa dando explicaciones: “Para mí, personalmente, antes que mi entrenador es mi tío. Así que siempre quiero lo mejor para él, y estoy seguro que él quiere lo mejor para mí. Nosotros siempre hemos tenido una gran relación, y eso no va a cambiar”.

Eso sí, en el desierto californiano hizo una revelación que era un secreto a voces: “Lo primero de todo, jugué a tenis por él. Si no, nunca habría jugado a tenis. Jugaría a fútbol. Era lo que hacía cuando era pequeño”, reconoce. “Gran parte de mi éxito es por su ayuda”, sentencia antes de encarar su debut este domingo en el primer Masters 1000 de la temporada frente a Guido Pella.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados