Sin argentinos en París

Fernando Grisolía desde la ciudad de Buenos Aires

Al igual que en la edición de 2013, Roland Garros no tendrá representantes argentinos en la segunda semana de competición. Con la ausencia de Juan Martín Del Potro, quién todavía tiene para varias semanas de recuperación por la operación de su muñeca, la presencia de tenistas nacionales en los octavos de final cotizó en baja desde el inicio del Grand Slam parisino. A 10 años de haberse producido una final 100% argentina con Gastón Gaudio y Guillermo Coria, con el agregado de David Nalbandian en semifinales y Juan Ignacio Chela ubicado entre los ocho mejores, hoy el panorama del tenis albiceleste vive una etapa de transición en la cual se espera la llegada de la camada joven que lucha por ingresar al top-100 y la presencia de la vieja guardia en ese mismo lote. Así fue el camino de los argentinos en París, donde ya no queda ninguno. 

Diego Schwartzman (21 años, 109 del mundo)

En su primera experiencia en un torneo grande, el Peque se marchó del certamen con grandes sensaciones tras haber superado la clasificación y conseguir un triunfo en el cuadro principal. Batió en sets corridos al portugués Gastao Elías y realizó un digno papel frente a Roger Federer (cayó 3-6, 4-6 y 4-6). Su participación en Roland Garros le permitió sumar los puntos necesarios para ingresar por primera vez en su carrera al listado de los 100 mejores del ránking mundial. De continuar por este camino, Schwartzman ya podría comenzar a codearse con las grandes figuras del circuito en los torneos ATP, dejando de lado el complicado mundo Challenger.

Facundo Bagnis (24 años, 143 del mundo)

El zurdo de Rosario dejó una huella más que positiva en su debut de Grand Slam. Consiguió los tres triunfos de la etapa de clasificación y se vio las caras en la primera ronda del cuadro final ante un jugador local, ubicado en el top-40. Facundo se midió ante Julien Benneteau y estuvo a la altura de las circunstancias en una batalla épica que duró más de cuatro horas. Hubo definición en el quinto set a favor del argentino, en un extenso marcador que cerró 18-16. En la siguiente fase, no tuvo opciones contra un oponente de jerarquía como Ernest Gulbis. El nivel del letón y la fatiga física arrastrada del partido inicial derivaron en una derrota lógica para redondear una excelente experiencia en París, con el adicional de escalar alrededor de 20 puestos en el escalón ATP.

Facundo Arguello (21 años, 114 del mundo)

Debido a los últimos resultados obtenidos en los diferentes certámenes del circuito Challenger, el cordobés pudo ingresar de manera directa a la cita más importante del mundo desarrollada sobre arcilla. Quedó eliminado en el debut ante el veterano Radek Stepanek, en un encuentro que tuvo al argentino como ganador de los primeros dos sets. Posteriormente, el checo con toda su experiencia pudo revertir la situación adversa y terminó venciendo en cinco parciales. A pesar de la caída prematura, la vivencia y el contexto de todo lo que rodea a un Grand Slam, podrá ser adquirida como un gran aprendizaje para el futuro de la trayectoria del jugador asesorado por Gastón Gaudio.

Federico Delbonis (23 años, 34 del mundo)

En el año más fructífero de su carrera profesional, el nativo de Azul llegaba a Roland Garros con la expectativa de realizar un buen torneo. Venía de conseguir la final en Niza con victoria ante John Isner como resultado más relevante en ese certamen, sin embargo nunca pudo mantener ese óptimo nivel y fue eliminado sorpresivamente en la primera ronda ante el serbio Dusan Lajovic. El cuadro brindaba opciones para soñar con la segunda semana debido a las retiradas de potenciales rivales con galones como Tommy Haas y Nicolás Almagro, pero el tenista zurdo estuvo desdibujado y nunca encontró su juego. Su temprana eliminación fue la mayor sorpresa entre los participantes argentinos.

Carlos Berlocq (31 años, 47 del mundo)

El sorteo del cuadro le determinó a Charly un camino con duros obstáculos desde la primera ronda. En el debut pudo sortear al exnúmero uno del mundo, el australiano Lleyton Hewitt, por un sólido 4-6, 6-1, 6-2, 6-4. Luego, se midió ante el local Richard Gasquet y si bien fue derrotado por 6-7, 4-6 y 4-6, el oriundo de Chascomus contó con numerosas oportunidades, aunque sin poder conectarlas. En el primer parcial, el argentino se colocó 5-3 y sacó para set, mientras que en la segunda manga el francés le frustró varias opciones de quiebre. Al margen de la caída, Berlocq dejó una buena impresión por la categoría de los rivales y el rendimiento que demostró frente a los mismos.

Leonardo Mayer (27 años, 65 del mundo)

Fue el mejor latinoamericano del torneo tras alcanzar la tercera ronda, donde no pudo ante el contrincante de mayor dificultad posible: Rafael Nadal. En el choque frente al líder del ránking mundial, Leo se desempeñó con una estrategia altamente ofensiva, la cual logró cierta efectividad durante el segundo set, aunque no alcanzó para doblegar al quizás mejor jugador de la historia sobre arcilla. Esta caída, no empaña la buena actuación del correntino en el segundo Grand Slam del año, ya que sumó sólidas victorias ante James Duckworth y Teymuraz Gabashvili en los dos primeros duelos del certamen y su eliminación fue de la mano con la lógica de este deporte.

Juan Mónaco (30 años, 76 del mundo)

El tandilense continúa envuelto en la concatenación de malos resultados en la vigente temporada (récord de 8-12) y la edición 2014 de Roland Garros no fue la excepción. En su presentación derrotó al local Lucas Poulle en sets seguidos y parecía encaminarse a recuperar las buenas sensaciones del pasado. Sin embargo, no pudo hacer pie ante el italiano Andres Seppi en un encuentro en el que sufrió molestias musculares y se marchó en la segunda ronda de París. Pico se ubica en el puesto 76 por primera vez en siete años, lo que implica que se encuentra viviendo uno de los momentos tenísticos más bajos de su carrera.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados