“Si Federer juega a este nivel será Top 1”

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Roger Federer reescribe una partitura conocida. Su batuta dirige una melodía perfecta que evoca a tiempos pasados. En Miami grabó sus últimas notas que ponen el broche a una obra maestra en este inicio de temporada. En apenas tres meses, el suizo ha acumulado los tres títulos más importantes en juego: Abierto de Australia, Indian Wells y Miami. “Si Federer cada vez que juega lo hace a este nivel, será número uno del mundo”, no duda Rafa Nadal que en la final en Crandon Park escuchó en directo por tercera vez durante este curso la sinfonía suiza.

Esta vez, el manacorense no estuvo tan lejos como hace dos semanas en el desierto de California de detener la impecable racha de Federer este año 19-1. “En Indian Wells creo que la diferencia fue grande, que no estuve competitivo como lo estuve hoy. Creo que pude ganar el primer set tranquilamente”, advierte el balear. “Cuando uno viene con una dinámica ganadora como la que trae él, normalmente todo cae de tu lado y más si es un jugador tan bueno como él. Hay que felicitarle, darle la enhorabuena, saber que he estado cerca de ganar, aunque el resultado diga que no lo he estado tanto”.

Las advertencias al resto fueron continuas. Si Nadal empezó el partido trabajando sus dos primeras oportunidades de break, poco después respondería el suizo con la misma cantidad de amenazas. En total, el español provocó cuatro situaciones de break, mientras que Federer lo hizo en dos más hasta que a la sexta obtuvo premio. “Se pueden hacer las cosas un poquito mejor y también en algunos momentos se necesita un poco de suerte, que caiga un punto de tu lado para que cambie la dinámica, pero no ha sido el caso. Así como ha ido, también habría podido ganar yo el primer set 6-4. Con un primer set ganado, el calor y la humedad –creo que era el peor de todos los días que hemos jugado– el partido cambia drásticamente”, valora.

El español deja Miami con 2.335 puntos en la mochila en el primer trimestre del año, todos sobre pista dura. “Me llevo buenas sensaciones. He hecho una final, muchos puntos, una posición consolidada en el No. 2 de la Race aún más después de este torneo. Es una muy buena posición antes de empezar la temporada de tierra, acompañada de una buena sensación de juego”. Y es que Nadal ya mira hacia su próximo destino: la tierra batida. “No creo que necesite ninguna vuelta más. Necesito ganar. El nivel es suficiente, necesito consolidarlo y jugar al mismo nivel en tierra de lo que he hecho en pista dura. Si es así, creo que los resultados van a seguir siendo positivos o espero que así sea. Lo que tengo que hacer es seguir por la misma línea”.

“Estoy en una línea muy buena y ahora viene una superficie que, en teoría, es algo más favorable para mí y tengo que estar preparado para morir en ella”, continúa explicando el campeón de 14 Grand Slam. “La experiencia me dice que nadie juega de manera perfecta todo el año. Son momentos, dinámicas, que pueden cambiar. A día de hoy él [Federer] está con una dinámica muy buena, yo estoy con la segunda dinámica más buena”, cierra el español entre risas. Nadal se sabe la lección y ya acecha su momento.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados