“Me he sentido bien”

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

Con todo preparado para ponerse a entrenar, después de realizar los habituales estiramientos, David Ferrer decidió aparcar su última práctica del domingo antes de debutar en Wimbledon. Como si nada, el español se estrenó en el tercer grande del año a toda velocidad (6-2, 6-1 y 6-1 a Dudi Sela) despejando cualquier duda en un encuentro para enmarcar, brillante de principio a fin, impecable en todos los aspectos.

“Me he sentido bien”, explicó luego el alicantino. “Había jugado hace dos semanas con Sela y sabía por dónde atacar. Lo más importante es que me he encontrado bien, consistente y regular”, reiteró. “Eso en primera ronda nunca es fácil y menos aquí, donde todo se iguala mucho más con el saque”, continuó, apuntando a la superficie. “También es cierto que hoy en día se puede jugar bien en hierba desde el fondo de la pista. Si restas bien, también tienes esas opciones. Pero inevitablemente la superficie te obliga a ser más agresivo”

Nicolás Almagro fue el único español que acompañó a Ferrer en el pase a la segunda ronda. En un cruce frenético, el murciano derrotó 6-3, 7-6, 5-7, 3-6 y 6-3 al brasileño Dutra Silva, imponiendo sus galones en el parcial decisivo. “Tienes que estar preparado para todo”, dijo luego, cuando el triunfo ya le pertenecía. “Si en tierra debes aceptar que un partido puede estirarse cinco horas, aquí sabes que la pelota puede patinar, se puede levantar… Cada superficie tiene su miga. Te desesperas con nada. El pequeñito te hace saques directos, el que no resta vuela, el que saca y volea te agobia… Al final si no tienes paciencia aquí no puedes ganar”.

Por el camino se quedaron Guillermo García-López (2-6, 4-6 y 0-6 ante Andreas Seppi) y Pablo Carreño (6-7, 2-6 y 4-6 contra Milos Raonic), que no pudieron completar el pleno de La Armada masculina en el primer día de competición en Londres.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados