“Podemos ganar si estamos bien físicamente”

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

En la final de dobles de la Copa de Maestros, Fernando Verdasco y David Marrero. Los españoles, por primera vez clasificados para la cita que reúne a las ocho mejores duplas del curso, han escalado hasta el partido por el título, donde se enfrentarán a Bob y Mike Bryan, una de las mejores parejas de la historia, tras inclinar en semifinales a Ivan Dodig y Marcelo Melo. Como hicieron Marcel Granollers y Marc López en 2012, cuando alzaron la corona partiendo como debutantes, madrileño y canario buscan replicar esa gesta mañana ante los estadounidenses.

“Cada vez que juegas un torneo como este, como la Copa de Maestros, poder optar al título es lo máximo a lo que puedes aspirar como jugador de tenis”, explicó Verdasco tras el partido de semifinales mientras en la puerta del vestuario se sucedían los abrazos y los besos, mientras por allí pasaba toda la familia de Nadal rumbo a la grada para ver al mallorquín contra Federer y felicitaban a los finalistas. “Esto es el fruto que recogemos del año pasado, porque nos quedamos a las puertas de estar aquí, y de esta propia temporada. Solo queda un partido para terminar el año e intentaremos acabarlo con victoria. Y creo que podemos ganar si estamos bien físicamente”, cerró el madrileño, que en dobles ronda un lugar entre los diez mejores del mundo.

El peligro, sin embargo, es alto. El binomio español nunca han tumbado a los Bryan. Los tres enfrentamientos anteriores, siempre sobre tierra batida (Roland Garros y Roma 2013 y Barcelona 2012), retrataron todas sus carencias. La cubierta del O2 Arena, que premia el juego de ataque, testará qué sucede fuera de la arcilla. ”Va a ser una final con un estilo de juego diferente”, analizó Mike Bryan tras sobrevivir en el súper tie-break a la segunda pareja del mundo (Peya/Soares) y celebrarlo como el título ya fuese suyo. “En el otro grupo estaban todas las parejas que sirven y se quedan atrás. Nosotros no hemos jugado contra nadie que saque y se quede en el fondo de la pista. Tendremos que venir mañana un poco antes, realizar un calentamiento especial, trabajar eso”, siguió. “Hemos jugado con ellos antes. Tenemos que mantenerlos alejados de sus derechas. Les gusta crear y pueden hacer cualquier cosa cuando tienen un golpe de derecha”.

Los temores de los Bryan son evidentes. Si Granollers y López sorprendieron a sus rivales en 2013 desde un variado argumentario, mezclando tácticas y jugadas, Marrero y Verdasco lo han hecho esta temporada desde el fondo de la pista. Apoyados en el servicio, afilada arma de los dos, los españoles construyen un muro en la línea de fondo para destruir las acometidas a la red de los contrarios. Pocas parejas son capaces de aguantar el ritmo que ambos imponen desde atrás, incluidos los M&Ms que cuentan siete derrotas ante ellos.

“Y estamos jugando muy buen tenis”, resumió Marrero, que jugó infiltrado el último partido de la fase de grupos y gracias a los masajes pudo competir hoy sin grilletes físicos. “No me he resentido de nada y ojalá pueda jugar mañana sin molestias. Este es el mejor año de mi carrera y espero poder cerrarlo mañana con una victoria”. En Londres, la cuarta pareja española de la historia en busca de la Copa de Maestros contra una de las mejores de siempre. Pura dinamita.

Finalistas españoles en la Copa de Maestros

1975 – Manuel Orantes y Juan Gisbert

1990 – Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal

2012 – Marcel Granollers y Marc López

2013 – Fernando Verdasco y David Marrero

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados