“Podemos ganar a cualquiera”

Redacción desde la ciudad de París

La gran sorpresa de la jornada en el cuadro de dobles de Roland Garros estuvo firmada bajo el sello español. Feliciano López y Marc López dejaron fuera a los principales favoritos, la pareja local conformada por Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert por 7-6(7), 6-1. “Sabemos que si jugamos bien, podemos ganar a cualquiera. Los dobles están muy igualados, hemos jugado muy bien y así se ha reflejado en el resultado”, advierte a atpworldtour.es el catalán tras firmar el pase a cuartos de final.

La experiencia de los españoles sirvió para contrarrestar a una de las duplas más inspiradas. No obstante, los franceses se apuntaron los tres primeros ATP World Tour Masters 1000 del curso en Indian Wells, Miami y Montecarlo. “Sabíamos que era muy difícil. Todos los partidos son muy duros, pero estábamos jugando ante los números uno de este año. Vienen jugando muy bien desde la pasada temporada y están ganándolo casi todo en 2016”, continúa Marc.

Pero, ¿cuáles son las claves que han llevado a Mahut y Herbert a convertirse en un referente en el cuadro de dobles? Feliciano responde: “Son singlistas pero con un juego que se adapta muy bien al dobles. Mahut es un gran jugador de pista rápida, que juega muy bien en hierba, domina el saque-volea y tiene buenas condiciones para jugar el dobles. Herbert es un poco diferente, pero parecido. Jugador a dos o tres tiros que saca muy bien, se defiende bien en la red, juega puntos cortos, resta bien…”.

En la siguiente ronda, de nuevo, les espera un tándem francés. Esta vez, el compuesto por Julien Benneteau y Edouard Roger-Vasselin. “Son dos grandes restadores. Será igual de duro, con algunos matices pero muy parecido a hoy. Además, son campeones aquí, creo…”, arranca Feliciano. “Creo no, son campeones. Lo sé bien que me ganaron la final”, responde con una sonrisa Marc a su compañero de dobles.

Y es que junto a Marcel Granollers, el jugador nacido en Barcelona hace 33 años recuerda aquella final en 2014, en la que se les escapó el que pudo ser su primer título de Grand Slam. “Me quedé con un poco de mal sabor de boca porque era una final de Roland Garros y uno siempre sueña con esto. El partido me vino un poco grande. Empecé muy nervioso. Ni Marcel ni yo estábamos cómodos, era la primera vez que jugaba en la pista central. Perdimos 6-3. Y en el segundo perdimos en el tie-break”.

En esta edición tiene una nueva oportunidad para sacarse la espina junto a Feliciano López, pero antes deberán superar en primer lugar a Benneteau y Roger-Vasselin. Partido a partido.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados