Pinceladas de Eurosport: día 11

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

En una jornada pasada por agua en el Abierto de los Estados Unidos, solamente hubo lugar en la jornada del jueves a la disputa de las semifinales de dobles masculinos bajo el cielo cubierto de Flushing Meadows. Repasamos al detalle lo ocurrido. Toda la actividad puede ser seguida, en directo y en exclusiva, a través de la señal de Eurosport Televisión.

La final de dobles masculino coronará a nuevos campeones de Grand Slam sobre las canchas duras de Flushing Meadows. Dos de las parejas más refrescantes de 2015, las formadas por Pierre-Hughes Herbert y Nicolas Mahut -finalistas también en Melbourne-, y Jamie Murray y John Peers -recientes subcampeones en la hierba de Londres- buscan abrir su vitrina de majors en Nueva York.

Francia busca héroes – Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert volvieron a hacerlo. La pareja gala, un tándem de perfiles gráciles, de cuerpo fino, con tremendo talento para combinar la velocidad con el tacto, se abrieron paso hasta el último partido del US Open tras apartar (7-5 6-2) al equipo formado por Dominic Inglot y Robert Lindstedt, sumando ya dos finales de Grand Slam en 2015 tras la pisada en el Abierto de Australia a principios de temporada. Junto a una contundente actuación al servicio de Mahut, inabordable en toda la tarde, fue sobre todo una deliciosa demostración de trazo fino, con manos privilegiadas para asumir los reflejos que requiere el dobles: un sinfín de bote prontos, majestuosos en las voleas de revés, precisión para salvar la envergadura de sus rivales -35 golpes ganadores con apenas 8 errores- y tino para conectar globos ante las torres que fueron británico y sueco, dos perfiles que levantan cerca de dos metros del suelo. “Haber podido jugar su primera final de Grand Slam le ha ayudado y el que yo sea bastante más veterano le sirve para asentarse con más tranquilidad” aseguró Mahut sobre Herbert, nueve años más joven. “Ya no es un cachorro y está preparado para afrontar grandes objetivos”. “Y yo estoy muy contento de que seas mi compañero, siento que estoy madurando mucho a tu lado” replicó el alsaciano. Ahora, tras colocarse en puestos virtuales de acceso a la Copa de Maestros y darse la opción de ganar ambos su primer Grand Slam, la historia a un partido de distancia: conquistar Nueva York, algo que nunca antes logró ninguna pareja francesa.

Un estreno buscado – Dos finales de Grand Slam consecutivas para descartar casualidades. Jamie Murray y John Peers probaron su frialdad para conquistar un territorio hostil y rozar de nuevo el techo del dobles masculino. Los recientes finalistas de Wimbledon tomaron la pista dura de Flushing Meadows para inclinar en un encuentro durísimo (6-4 6-7(2) 7-6(9)) a la última esperanza local en la modalidad, la encarnada por Steve Johnson y Sam Querrey, impulsados desde el debut por su victoria ante los hermanos Bryan y disparados hasta el penúltimo partido. Allí, sin embargo, se encontraron con un tándem dispuesto a sufrir como nunca: el zurdo Murray sostuvo con maestría a la pareja ofreciendo un clinic en la cinta, con unas dotes de anticipación y efectividad a la altura del calibre del encuentro. El británico contuvo los nervios puntuales de Peers, errático al servir para ganar el encuentro en el tercer set pero recompuesto en la tarea de salvar un match point en el vía crucis que fueron los 16 puntos del tiebreak definitivo. Así, y tras confirmarse como cuarta mejor pareja de la temporada, la consolidación de sangre ‘joven’ (29 años gasta el británico, 27 el australiano) en una modalidad domada por curtidos. “Nuestro secreto es ir paso a paso” declaró Murray. Este sábado, el más grande de todos.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados