Melo quiere la corona de maestro

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

El Grupo Fleming-McEnroe tiene a Marcelo Melo como gran protagonista. El brasileño, que se convirtió en el número uno del ránking de dobles hace escasas dos semanas, es el mejor especialista del mundo y tras alcanzar junto a Dodig la final de la Copa de Maestros en la pasada temporada, viene dispuesto a ponerle la guinda perfecta a un año en el que además de alcanzar la cima de la clasificación mundial también alzó su primer título de Grand Slam en la arcilla de Roland Garros. Dodig-Melo, terceros en la Carrera de Campeones, lucharán por convertirse en maestros y acabar como la mejor pareja del año y para ello deberán superar la fase de round robin, que cuenta con otras dos parejas capaces de ganar un major esta temporada y con unos veteranos de sobrada experiencia en este tipo de eventos como Matkowski-Zimonjic.

#2 Jean Julien Rojer-Horia Tecau: A falta de tan sólo un torneo para acabar el año apenas 65 puntos separan al neerlandés y al rumano de ser la mejor pareja de la temporada. En la lucha por ser la dupla número uno de 2015, Rojer y Tecau están muy bien posicionados. En su primer año como tándem se colaron en el top-8 del ránking gracias a la consecución de ocho títulos pero, sin embargo, fallaron en los grandes escenarios. En este curso esto último se ha subsanado. Campeones en Wimbledon y semifinalistas en Melbourne y París. En las grandes plazas no se han bajado del carro de los mejores. Esta regularidad les ha permitido llegar a la última cita del año con opciones de acabar en la cima de la modalidad. La potencia del servicio de Tecau se combina perfectamente con el buen resto y las rápidas manos de Rojer en la media pista. No son los grandes favoritos en Londres y en su anterior participación no pudieron inaugurar su casillero de victorias, pero a buen seguro competirán, como durante todo el año, al nivel de las combinaciones referencia del circuito.

#3 Ivan Dodig-Marcelo Melo: Marcelo Melo es el mejor doblista de la actualidad. Suena raro decirlo estando los Bryan todavía en activo, pero es así, los números no engañan a nadie. El brasileño, que alzó junto a Dodig en Roland Garros su primer torneo del Grand Slam, ha cuajado en este otoño una dinámica positiva que le lleva a aterrizar en Londres con una racha de 16 victorias al hilo jugando con tres parejas diferentes. En Tokio y Shanghái, el gigante de Belo Horizonte triunfó junto a Klaasen, en Viena lo hizo con Kubot y en París-Bercy estuvo acompañado de su pareja habitual. En 2014, croata y brasileño se quedaron a tan sólo un match tie-break de ser maestros. Este año, luchando por ser la mejor pareja del año, el aliciente debe ser todavía mayor. Son los rivales a batir a pesar de la dureza del grupo, con hasta tres campeones de majors en liza.

#6 Pierre Hugues Herbert-Nicolas Mahut: La perfecta asociación entre un atrevido joven con ganas de demostrar su valía y un veterano que quiere dejar atrás su condición de ‘perdedor’. Herbert-Mahut han sido la mejor pareja de la temporada cuando se han puesto los títulos de cemento outdoor en juego. Finalistas en el Abierto de Australia y campeones en el Abierto de los Estados Unidos, los Grand Slams han visto el mejor rendimiento del tándem galo. Tan sólo Dodig-Melo (13 torneos) han jugado menos eventos juntos este curso. Los franceses son unos maestros de la volea y el juego de ataque. La mezcolanza de sus distintas habilidades como especialistas y singlistas hacen de ellos una pareja muy difícil de descifrar en cuanto a automatismos se refiere. Herbert, frágil en el aspecto físico, no parece llegar en su mejor momento de forma, lo que hace que el rendimiento de la pareja sea una incógnita.

#7 Marcin Matkowski-Nenad Zimonjic: Una pareja veterana que acumula entre sus dos integrantes 13 participaciones en la Copa de Maestros, cuatro finales disputadas y dos títulos. Húerfanos de coronas en este 2015, polaco y serbio estuvieron en la lucha por el título en el césped de Queen’s y en los Masters 1000 de Madrid y Cincinnati. En los tres Grand Slams que disputaron juntos -en Melbourne no jugaron juntos- firmaron cuartos de final, lejos de la excelencia pero siempre haciéndose un hueco entre los mejores. Es evidente que con 34 y 39 años respectivamente no están en su mejor momento pero la calidad en el resto de Matkowski y el preciso saque-volea de Zimonjic todavía pueden dar guerra en el O2 Arena de Londres. Más que luchar por el título están destinados a romper algún que otro pronóstico. Este será el último torneo de Zimonjic en la élite, un ex número uno, tricampeón de Grand Slam y maestro en dos ocasiones. En la temporada 2016 el de Belgrado unirá fuerzas con el luxemburgués Gilles Müller en lo que se espera que sea un retiro dorado antes de disfrutar del regalo que será jugar con Novak Djokovic en los JJOO de Río.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados