Leander, 15 años después

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

En ocasiones el tenis deja de ser lo más importante. Para Leander Paes, uno de los jugadores más longevos del circuito, lo ha dejado de ser. Hace unas semanas anunciaba a los medios de comunicación que no competiría en Roland Garros. Sin jugar partidos desde marzo e inmerso en una batalla legal con su ex mujer por la custodia de su hija Aiyana, de ocho años de edad, el tenista indio renunciaba al segundo Grand Slam de la temporada. Necesitaba tiempo para entrenar antes de jugar Wimbledon por vigésima vez, torneo que ha ganado en cuatro ocasiones: una en dobles junto a Bhupathi y otras tres en mixtos, con Raymond, Navratilova y Black respectivamente.

Rhea Pillai, que se casó con Paes en 2006, acusó al legendario doblista y medallista olímpico de violencia doméstica y de conducta intimidatoria. Mahesh Bhupathi, que fue pareja de dobles de Leander durante gran parte de su carrera, salió a defenderle ante los medios a pesar de que su enemistad es sobradamente conocida desde hace varios años: “Leander y yo hemos tenido nuestras diferencias pero es un momento muy duro en su vida y tengo que apoyarle. Yo también me he divorciado y sé que es un proceso muy duro. He coincidido con Aiyana muchas veces, Leander la trajo en varias ocasiones cuando entrenábamos juntos en el circuito y puedo decir que estaban muy unidos. Paes es un padre fantástico y ella le quiere mucho”.

Con un telón de fondo tan turbulento, Paes iniciaba junto a Radek Stepanek su participación número veinte en Wimbledon. Debutó en 1993 junto al italiano Tieleman, y desde entonces solo se ausentó en dos ocasiones, una de ellas en el año 2000 cuando se recuperaba de un cáncer cerebral. Cada partido en el césped de Londres, ese que conquistó quince años atrás, es una especie de edén en comparación con el infierno que había tenido que pasar en los últimos meses. Y el cuadro que la pareja indo-ha tenido que afrontar desde la primera ronda era todo lo contrario, un auténtico infierno.

Los actuales campeones del US Open sobrevivieron a un durísimo encuentro ante González-Lipsky que se estiró hasta el 11-9 del quinto set y también pudieron imponerse a Rojer-Tecau en la siguiente ronda, tras una batalla que se decidió en cuatro ajustados parciales. Nestor-Zimonjic en cuartos de final: palabras mayores. Campeones en 2008 y 2009, la pareja oriunda de Belgrado, grandes especialistas en césped, se perfilaban sin duda como los grandes favoritos antes del encuentro ante Paes-Stepanek.

Sin embargo, el tenis es capaz de sorprender una y otra vez. Y lo que podría haber sido el último partido de Leander en la catedral del tenis se convirtió en otra gran lección tenística de la leyenda india. Daniel y Nenad comenzaron mandando en el marcador y tuvieron dos saques en el desempate del segundo parcial para poner tierra de por medio pero ahí apareció la magia de Paes para igualar la contienda. El mayor don del de Calcuta, la capacidad de motivar a su compañero, hizo aparición en el verde londinense. Stepanek dejó atrás la versación grisácea mostrada en los dos primeros parciales y junto al dominio del indio en la red fueron minando poco a poco a sus oponentes, que ni siquiera pudieron forzar un quinto set.

El jugador con mayor incidencia emocional en una pista volviendo a llevar en volandas hacia la victoria a su compañero. Paes no es solo un tenista con reflejos, un voleador nato o un jugador con un golpe cortado como pocos se han visto en la modalidad de dobles. Paes es mucho más. Es un psicólogo en la pista. Si consigue la custodia de su hija, le será muy complicado continuar jugando en el circuito ATP. A sus 41 años, las prioridades ya son otras, pero aún tiene dos grandes objetivos por cumplir y los dos tienen en común una ciudad: Londres. Uno de ellos es alzarse con la Copa de Maestros, el único gran torneo que aún no tiene en sus vitrinas. El segundo, ganar Wimbledon en la modalidad de dobles quince años después. Solo le quedan dos partidos. Si alguien puede lograr la hazaña, ese es el carismático Leander.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados