Las claves de Conchita

Álvaro Rama desde la ciudad de París

Conchita Martínez, finalista en 2000 sobre la tierra batida de Roland Garros, desgrana la pelea por el título entre la estadounidense Serena Williams y la checa Lucie Safarova. Es la mirada de quien ha vivido el torneo desde dentro, conociendo la adrenalina del día decisivo hasta llegar a rozar la copa con sus manos.

Serena no ha entrenado el día previo a la final. “Es una situación que preocupa. Ayer no hizo prensa, hoy ni siquiera ha venido a entrenar. Lo mejor que puede hacer si no se encuentra bien es descansar. Realmente yo no sé cómo se siente. Todos nos podemos imaginar que realmente no va a estar bien. Pero con un poquito de descanso igual mañana llega y está medianamente en buenas condiciones para jugar esta final tan importante. Ayer no estaba bien, pero en el tercer set fue como un tren. Fue visto y no visto. Será difícil pero Safarova es zurda, le puede hacer daño con el saque, con los golpes de fondo. Si consigue moverla, le hará daño. Aunque si Serena juega potente y juega medianamente bien, la veo superior”.

El factor zurda como dificultad extra en el partido. “Puede ser. Pero viendo el cara a cara (8-0 en favor de Serena) vemos que no le ha inquietado en muchas ocasiones. El tema es que Serena resta muy bien y se va a jugar los puntos a dos o tres tiros. El saque de Safarova es bueno pero tampoco va a ser super determinante. Tendrá que meter muchos primeros servicios, porque con segundos Serena se va a lanzar a atacar. Lucie tiene que aguantar el tipo. En tierra batida Serena baja el nivel pero hay que aguantar cuatro o cinco bolas para empezar a desgastarla. Mejor para ella que Serena no esté al 100%. Pero en cualquier caso está más curtida Serena, es evidente”.

Un balance tan negativo afecta al jugador que lo padece. “Sí. Tú piensas en ello. Aunque en muchas ocasiones consigues darle la vuelta. Ocho veces perdiendo con la misma jugadora… Puedes pensar ‘que no me gane nueve’. Esta final va a ser interesante de ver. Hay que observar cómo está Safarova, que también viene de disputar un buen dobles. Serena ha estado descansando si es cierto que se encuentra mal. Pero sí que piensas en ocasiones si tienes un balance muy negativo. Al final es una tendencia muy marcada ante una rival. Pero en un partido tan importante creo que las ganas por conseguir algo grande pueden llegar a vencer esos ‘complejos”.

La primera final de Grand Slam. “Bueno, si hablo desde mi perspectiva personal debo decir que no tuve una sensación demasiado negativa. Algo que recuerdo me sacó un poco los nervios de competición fue saludar a Lady Di antes de jugar la final de Wimbledon. Quizá fue algo excepcional. Luego por ejemplo en mi primera final de Roland Garros no me fue tan bien, jugando ante Mary Pierce, una tenista local. Es un partido algo incógnita para Safarova. También es cierto que para ella es su primera final individual, pero tal vez el haber jugado la final del Abierto de Australia -en modalidad de dobles- le puede ayudar a hacerlo algo más llevadero. Es cierto que jugar tu primera final grande ante Serena Williams no parece lo ideal, pero quizá los nervios sean algo menores de los que podamos llegar a pensar. Yo le veo jugando bien, ha ganado a tenistas muy importantes, incluyendo a la vigente campeona, y parece preparada para hacer un buen partido”.

Influencia de jugar sobre tierra batida. “Quizás, sea la superficie donde más opciones deja Serena. Baja un poco el nivel, y de vez en cuando puede haber intercambios que superan los 5-6 golpes. No todos, claro, porque Serena tiene la potencia suficiente para cerrar intercambios con un tenis de dos o tres golpes incluso en la superficie más lenta del circuito. Pero puntos más o menos prolongados es normal que haya, y eso es difícil de ver en otras superficies cuando ella tiene el día inspirado. Creo que las opciones de Safarova pueden pasar por mover a Serena, no dejarle que golpee bien parada y tratar de dictar cuando pueda. La tierra batida le da la oportunidad de jugar con ángulos, de hacer correr a su rival. Siendo zurda puede sorprenderle y girarle más de la cuenta. La superficie puede ayudar en ese plan de juego”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados