La sucesora

Pedro Gutiérrez desde la ciudad de Segovia

Hay una pregunta que late en el fondo del circuito femenino. Y esa pregunta es: ‘¿Quién?’.

Que Serena Williams ha reinado en el circuito WTA desde largo tiempo es indudable. Sin embargo, como en todo cuento, las historias tienen un final. También el cuento de Serena Williams lo tiene. Si, por su ausencia de títulos los últimos ocho meses, algunos aventuran su ocaso, yo lo veo muy osado. Y no sólo porque aún ‘en crisis’ disfrute de 2600 puntos de ventaja con la número dos, o porque en esos últimos ocho meses sólo ha disputado cuatro torneos alcanzando dos finales, unas semifinales y unos octavos de final, sino sobre todo por dos razones. La primera es que se llama Serena Williams; e igual que es difícil imaginarse un banquero sin interés en el dinero, me cuesta pensar en una activa Serena Williams que no gane y domine, aún con sus baches. Y la segunda razón es porque no tiene todavía sustituta preparada. Todo reinado en pro de su estabilidad y futuro necesita un heredero. ¿Quién aguantará esta corona? Es en el estudio de estas candidatas en lo que centraré este escrito.

1. Victoria Azarenka

Vika, culminado el doblete Indian Wells – Miami, pero también antes de ello, se perfila como la gran sucesora. Carácter, energía, dominio y decisión, son los atributos que le aúpan, en mi opinión, a esta posición. ¿Quién tras Serena podría liderar el circuito? A día de hoy, sólo ella ha sido capaz no sólo de vencer a Serena sino de dominar como lo hizo al arrancar la temporada 2012 con 21 victorias consecutivas, 4 títulos y perdiendo menos de un set por cada tres partidos. Ella afirma que su tenis sólo ha hecho que mejorar; las dificultades físicas le impidieron hacer de su rivalidad con Serena algo histórico. Hoy, más fuerte mentalmente, tiene su flaco débil sobre la tierra batida y la hierba. Mas si algo ha quedado sellado en este comienzo de año es que Azarenka es el presente de la WTA.

2. Garbiñe Muguruza

Su potencia y atrevimiento, hacen de Garbiñe la joven más peligrosa del circuito. Capaz de mejorar su constancia en el partido a partido, no aún en el torneo a torneo, tiene aristas en su carácter y en revoluciones por pulir. Sin embargo, que el tenis de Garbiñe está para dominar el circuito es algo de lo que Wimbledon y la gira asiática de final de año, han sido testigos. En esta temporada de confirmación por la élite, Garbiñe es una incógnita que sólo ella junto al tiempo van a resolver. La ecuación resultante puede ser frustrante o ilusionante, pero no hay camino intermedio. Con lo que ya ha mostrado, Muguruza no está destinada a pasar desapercibida, y cómo resuelva los fantasmas que hoy le rodean determinará el futuro que le espera.

3. Belinda Bencic

La joven suiza es puro talento, destreza, genio y tesón. Con una capacidad para leer el juego bestial, soy capaz de imaginarme a Belinda con la constancia a lo largo de un año suficiente, con el carácter en los momentos críticos suficiente y con el trabajo de mejora continuo suficiente como para liderar el circuito. Sin duda, con un patrón diferente al de Serena; pero con un patrón tan flexible como dominador. Que con 19 años recién cumplidos ya se encuentre en el top10, haya derrotado de manera solvente a Serena Williams, liderado con éxito su equipo de Copa Federación y conquistado dos títulos WTA Premier, son bastantes argumentos.

4. Eugenie Bouchard

Alejándonos del hoy para caminar hacia el futuro, como pretende este artículo, la canadiense nos tiene a todos confundidos. Sí imagino a Bouchard liderando el circuito, abandonando todas aquellas dudas y despistes que se apoderaron de su estrella hace más de un año. Sin embargo, la excelencia y alternativas de su tenis, o el carácter que exhibió en el 2014 en catedrales como el Open de Australia (SF), Wimbledon (F) y Roland Garros (SF), hacen rememorar que quizás haya algo tras esa niebla que hoy la envuelve que puede retornar y liderar el circuito. Sin embargo, su cabeza y el largo tiempo que lleva encerrada en una jaula de la que no consigue salir, nos hace hoy dudar (y mucho) de su capacidad para asumir dicho testigo.

Nadie más considero a día de hoy capaz de sostener el peso de esa corona sobre sí. Kvitova por tenis e impulso, mas no por constancia. Radwanska por talento, pero imposible con un tenis de retaguardia. Halep o Kerber por coraje y lucha, mas no por liderazgo. Con un circuito repleto de jóvenes promesas que aseguran grandes sorpresas a futuro, como Kasatkina, Osaka, Konjuh, Bellis u Ostapenko; aun se deben asentar, confirmar y apostar. Difícil con ellas siquiera aventurar.

Un circuito con una reina en sus horas bajas, que no cuenta con princesas. Sólo la operación Azarenka, y unas más largas apuestas por Garbiñe, Belinda o Eugenie, parecen aguantar el peso de ese nombre. Entre plena búsqueda y muchas incógnitas, así está hoy el horizonte WTA, en torno a una pregunta latente que pronto o tarde necesitará respuesta: ‘¿Quién?’.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados