La magia del Big 4

Javier Méndez desde la ciudad de Londres

Marcan una de las épocas más brillantes de la historia de este deporte. En presente, pasado y futuro. Cuando sólo unos pocos lo creían posible, los cuatro fantásticos de la ATP lograron rearmar sus fuerzas para dominar de nuevo desde la cima. Roger Federer, Rafael Nadal, Andy Murray y Novak Djokovic han vuelto a situarse como los principales cabezas de serie en esta edición de Wimbledon y los cuatro han arrancado su participación sobre la hierba londinense con la misma autoridad que lo han hecho a lo largo de su carrera. Frente a Dolgopolov, Millman, Bublik y Klizan, respectivamente.

“Volvieron los cuatro fantásticos”, aseguraba un día antes del inicio del torneo Juan Martín Del Potro. El argentino, eterno candidato a añadirse al vagón del Big 4, no duda en celebrar la fusión de poderes de las cuatro raquetas que han dominado este siglo y que en 2017 ha vuelto a reunirles como favoritos en un mismo Grand Slam. “Wimbledon es un torneo que siempre trae sorpresas en las primeras rondas y creo que también es lindo que tengamos a los mismos cuatro primeros que teníamos en 2008 o 2009. Están a un excelente nivel”.

Y es que Wimbledon es el único de los Grand Slam que ha visto a los cuatro protagonistas levantar el trofeo en más de una ocasión. Federer, en siete ocasiones (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009 y 2012); Djokovic, tres veces (2011, 2014 y 2015); mientras que Nadal, dos (2008 y 2010), tantas como Andy Murray (2013 y 2016). No obstante, hace quince temporadas que no conoce otro campeón fuera del Big 4 (desde Hewitt 2002). “Creo que es algo que contenta a la gente que le gusta el tenis”, apostilla el de Tandil.

“No se han ido nunca. Han estado ahí siempre. Creo que es bueno que cualquiera de esos cuatro jugadores estén jugando, que sigan alimentado el tenis y llevándolo a un nivel superior como lo han hecho estos años y creo que es bueno para la televisión, para el público, para el tenis, para los torneos, para todos…”, coincide Roberto Bautista, que prácticamente acaba de alcanzar la mayoría de edad cuando este grupo unió su talento para siempre. “Son jugadores únicos que en cualquier otra época hubiesen sido números uno indiscutiblemente. Han coincidido en una época los mejores de la historia”, refuerza David Ferrer.

“Son cuatro de los mejores de la historia. Son muy superiores en general al resto y por eso llevan tantos años siendo los 4 mejores”, añade Fernando Verdasco. “Son los más estables y diez años después lo siguen siendo. Eso te hace ser 1, 2, 3 o 4 del mundo. Personalmente, no me sorprende, son impresionantemente buenos y no termina de salir un jugador que sea superior. Les pueden ganar, claro, pero en esa estabilidad son muy superiores al resto”, cierra el madrileño sobre un selecto cuarteto que sigue amenizando el circuito bajo su hipnótica melodía.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados