La madurez de Wawrinka

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Stan Wawrinka levanta el puño tras superar un duro envite. La quinta raqueta del ránking ATP derrota a Donald Young (6-4, 1-6, 6-3 y 6-4) en 2 horas y 9 minutos, vengándose del tenista estadounidense, que le derrotó en este mismo escenario cuatro años atrás. El helvético, que regresó al top-5 del ránking tras alzar en París su segundo título del Grand Slam, se sobrepuso a un segundo set para olvidar y selló su pase a los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos sin tener que llegar al quinto y definitivo parcial. “No estaba pensando en que él había remontado partidos en las anteriores rondas. Estaba concentrado en mí, en mi juego. Es cierto que no jugué mi mejor set pero en general estoy contento. Creo que he hecho el mejor partido en mucho tiempo. He tenido buenos momentos en la pista, me he sentido bien. Mentalmente también he estado ahí. Ha sido una buena victoria para mí”, analizó el oriundo de Lausana, que luchará por una plaza en semifinales ante el ganador del duelo que disputan Kevin Anderson y Andy Murray.

Corría el año 2011 cuando Donald Young, otrora gran promesa del tenis estadounidense, alcanza los octavos de final en el Abierto de los Estados Unidos contra todo pronóstico. Por el camino se queda Stanislas Wawrinka, un tenista de 26 años, top-ten tres años antes, pero que lleva tiempo deambulando en el circuito ATP, perdiendo en las rondas iniciales. Cuatro temporadas después, el jugador de Chicago sigue siendo catalogado como un gran proyecto frustrado y el suizo es top-5, campeón de dos Grand Slams y una de las figuras más respetadas del panorama tenístico mundial. “Fue hace mucho ese encuentro. Él era más joven en aquella época. Creo que ahora es más el jugador que realmente es. Ha encontrado su juego e intenta jugar de la manera que quiere. Intenta hacer cosas y ha llegado a la pista teniendo claro lo que tiene que hacer. Ahora tenemos que ver qué hace tras este torneo porque en general todos sabemos que juega mejor en EEUU, cuando está en casa, que en el resto de torneos”, señaló Wawrinka sobre la capacidad de progreso de su víctima en este lunes que inaugura la segunda semana de competición.

“Es bueno, así pierde peso”, bromea Wawrinka cuando le comentan que es el cuartofinalista que más kilómetros ha recorrido en todo el Abierto de los Estados Unidos. “No creo que me afecte. Veremos. Hay otros jugadores que todavía están en pista. De todas maneras, quizá me he movido más que Djokovic pero no he jugado partidos muy largos. Hoy estuve cuatro sets en pista pero el encuentro apenas duro algo más de dos horas”, señaló el suizo sobre el posible desgaste que acarrera tener que disputar partidos de tanta exigencia en un torneo como el que está disputando en Nueva York.

“Es un Grand Slam, tenemos un día de descanso tras cada partido. Me siento muy fresco así que de momento no es algo que me importa”, comentó el helvético”. En un deporte cada vez más físico, el de Lausana analizó lo importante que es estar preparado para competir en ese apartado: “Creo que el tenis es uno de los deportes más duros físicamente. Tienes que estar preparado para todo. No vas a correr treinta kilómetros por partido, es cierto, pero tienes que estar preparado para ello. Teniendo en cuenta el marco general: cambiamos de superficie, viajamos mucho, nos tenemos que adaptar a las diferentes condiciones. Podemos jugar de día o por la noche. Podemos jugar a cuarenta grados o en pista cubierta. El cuerpo tiene que estar preparado para cada situación. Es una de las cosas más duras del tenis”. Con 30 años y en plena madurez física, Wawrinka sabe perfectamente lo que tiene que hacer para ganar un gran torneo. Esperan Murray o Anderson. Y el suizo está preparado.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados