La fatiga de Serena

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

“Simplemente estoy muerta”. Ésa es la conclusión en caliente que extrae Serena Williams, tras sufrir su peor derrota en casi dos temporadas al ceder ante la eslovaca Jana Cepelova, número 78 del mundo, en la segunda ronda de la Family Circle Cup en Charleston. El traspié, que se produce tres días después de ganar el Sony Open de Miami por séptima vez, puso fin a una racha de 28 victorias consecutivas sobre tierra batida, con diferencia la más larga de su carrera en esta superficie. Fue solamente la tercera derrota de Williams en polvo de ladrillo ante una tenista fuera del top75. Su última inclinación en arcilla se produjo ante la francesa Virginie Razzano, entonces #111 WTA, en la primera ronda de Roland Garros 2012.

En la mayor parte de los partidos disputados en Miami Serena tuvo arranques lentos, pero tuvo capacidad para voltear la situación. Sobre la arcilla verde de Carolina del Sur, donde defendía corona, sin embargo, la amenaza de un resultado sorpresa pudo palparse desde el inicio, cuando Williams cedió rápidamente hasta un 0-5 antes de que el reloj hubiera descontado siquiera 20 minutos. La estadounidense logró recuperar terreno hasta situar el 4-5 en el marcador, pero Cepelova controló las emociones para cerrar el primer parcial. Durante la segunda manga Williams llegó a necesitar asistencia médica, viendo vendado su muslo izquierdo.

Cepelova, de apenas 20 años y ninguna victoria top10 a su nombre hasta la fecha, aprovechó el lastre físico de la norteamericana a su favor, usando todo el área de pista para mantener a Williams en movimiento. “Es una buena contragolpeadora. Devuelve un montón de pelotas. En realidad, no conocía su juego” reconoció Serena sobre una tenista que irrumpió en top100 el pasado año y cuya experiencia en circuito se reduce a 42 encuentros. “Jugó un gran partido ante mí”.

Las dos últimas temporadas de Serena Williams han marcado un punto de inflexión en su planificación deportiva. Desde principios de 2012, la estadounidense acumula un total de 162 partidos individuales y 20 títulos, nada habitual para una jugadora que solía diseñar hojas de ruta realmente selectivas pero que incrementó su rutina de trabajo cuando comenzó a trabajar con Patrick Mouratoglou tras el Roland Garros de 2012. Ese año igualó su marca de partidos disputados en una temporada (62), mientras que en 2013 disparó el registro hasta los 82, batiendo tanto la cifra de victorias (76) como de títulos (11) logrados en una misma campaña en toda su carrera. En las dos últimas temporadas, además, logró los mejores porcentajes de victorias de su vida (94% y 95%), signo del compromiso permanente semana a semana. Nunca ganó tanto ni tan seguido. Unos esfuerzos acumulados que ahora, según la protagonista, van pasando factura.

“Necesito desconectar durante algunas semanas, donde pueda no pensar en el tenis y, de algún modo, recuperarme. He tenido un par de años largos y realmente me encuentro algo cansada” reconoció Serena. “Simplemente pienso que he estado entrenando realmente duro, poniendo muchísimo esfuerzo en cada jornada desde hace dos años hasta esta parte. En ocasiones tomarse un descanso puede ser tan importante como el propio entrenamiento. Es algo que yo no he estado haciendo con frecuencia”.

Y es que la temporada de la indiscutible número 1, cuyo colchón al frente del escalafón femenino se estira por encima de los 5.000 puntos, sigue estando lejos de imponer sensaciones de dominio. Aunque su vitrina muestre dos títulos, en Brisbane y Miami, las actuaciones de Serena son sufrientes a cada paso. Comenzando con los problemas de espalda que le atenazaron en Australia y siguieron en su regreso a Dubái, pasando por un torneo de Florida con situaciones a remolque casi en cada partido, hasta terminar con la capitulación en Charleston, el tropiezo más notable desde el verano de 2012.

La número 1 más veterana de la historia, cuyo siguiente compromiso para por el Mutua Madrid Open, a competir a partir del 3 de mayo, tiene ahora tiempo suficiente para organizar ideas y sanar el cuerpo. Algo carente en su quehacer diario durante los últimos tiempos. Ella, que gobernó con mano de hierro la gira europea de arcilla en 2013, con coronas en Madrid, Roma y alzando su primer Roland Garros en una década, quiere respirar fuera de pista para volver a negar el oxígeno entre las líneas.

“Necesito un poco de tiempo libre, de manera que voy a respirar profundamente. No he tenido tiempo para mí, ni siquiera en la pretemporada. Fui directamente a entrenar y llevo mucho encima durante muchos años. Solamente necesito airearme y recuperar. Pienso que esto me ayudará para el resto de la gira de tierra”.

 La exigencia reciente de Serena Williams

2012

- Iguala récord de partidos en una temporada (62)

- Mejora  porcentaje de victorias en una temporada (94%)

2013

- Número 1 más veterana de la historia

- Récord de títulos en una temporada (11)

- Récord de partidos en una temporada (82)

- Récord de victorias en una temporada (78)

- Mejor porcentaje de victorias en una temporada (95%)

- Invicta en tierra batida (28-0)

- Primer Roland Garros en una década

 

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados