La doble N

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Es un dilema que puede valer una Ensaladera. Con la final de Copa Davis empatada tras el primer día, cumplidas las predicciones más lógicas, el punto de dobles es la ganzúa que debería abrir la vitrina donde descansa el título. Se compite sobre el cemento, pero también en las entrañas del vestuario. Los capitanes cavilan. Piensan detenidamente. Examinan cada movimiento sabiendo que una victoria local dejaría todo en manos de Djokovic para cerrar la eliminatoria el domingo y un triunfo visitante enviaría posiblemente la serie a un quinto punto dramático, con Stepanek y Lajovic como protagonistas de un pulso de nervios desatados, corazones enfrentados contra el vértigo. El dobles, clave, anticipa una guerra de las que dejan huella.

Algo está claro: si en la República Checa parece evidente que Berdych y Stepanek volverán a unir sus raquetas a la caza, en Serbia se valoran dos opciones. Obradovic debe elegir si rompe su pareja habitual de dobles formada por Zimonjic y Bozojalc, (ganaron a los hermanos Bryan en cuartos de final) para fiarlo todo a Nole, que debería disputar también el cuarto punto del la última jornada ante Berdych en el duelo que cruza a los números uno de los dos equipos. Djokovic, sin embargo, ha disputado solo tres partidos por parejas en 2013 y perdió el único precedente en Copa Davis ante Berdych y Stepanek en la semifinal de 2010 formando pareja con Zimonjic, su hipotético compañero mañana. Además, el campeón de seis grandes ha celebrado un único título en la modalidad durante su carrera (Queen´s 2010) y tiene balance negativo (33 victorias y 46 derrotas). Su gen competitivo, sus 23 victorias consecutivas desde la final del Abierto de los Estados Unidos, deberían ser el trampolín para acudir a la batalla con la cabeza alta.

“Me voy a sentar con los jugadores”, explicó el capitán serbio sobre la decisión de alinear a Djokovic hoy en el punto de dobles. “Lo importante es que Novak no gastó demasiada energía contra Stepanek. La presión es enorme para ambos”, siguió, consciente de que la victoria fue rápida y los niveles de energía del número dos mundial todavía no han pasado de naranja a rojo. “Djokovic tiene fuerza para jugar el punto de dobles, pero tenemos que hablar y decidirlo”.

Para Nole sería un reto más. Desprovisto de los automatismos que requiere una modalidad donde acoplamiento y coordinación son fundamentales, dos cuerpos compitiendo como uno solo, se enfrentaría a un binomio que ha ganado 13 de los 14 partidos disputados en Copa Davis (cayeron ante Feliciano López y Fernando Verdasco en la final de 2009 disputada sobre la arcilla de Barcelona) y que ya le dobló las rodillas en el mismo escenario durante la semifinal de 2010. En consecuencia, sería un antídoto imprevisible contra un virus mortal.

“Y ayer pensé en la posibilidad de que Novak juegue el dobles y hoy también lo he pensado, pero no tengo la respuesta”, analizó Berdych tras vencer a Lajovic. “Hay que esperar al momento en el que se anuncien los equipos mañana. Veo las dos posibilidades: que juegue Djokovic o que lo haga Bozojalc, así que tendremos que dar lo mejor. En un partido así no habrá favoritos. Ellos juegan en casa, pero en el punto de dobles siempre hay más tensión”, cerró. “Yo quiero tener la mejor pareja de dobles posible. No voy a decir los nombres hoy, pero los podéis imaginar”, aseguró Vladimir Safarik, el hombre que sustituye Jaroslav Navrati, el capitán de siempre ausente por una embolia pulmonar. “Tomas y Radek se conocen desde hace mucho, son buenos amigos y tienen buen sentido del humor. Eso es clave para el equipo porque ayuda a todos. Lo que hemos conseguido en el pasado dice lo que somos”.

En Belgrado, durante la apasionante partida de ajedrez que proclamará al campeón de la Copa Davis, todos esperan a Djokovic saltando mañana a pista. La histórica oportunidad de volver a ganar una competición que reúne tantas sensaciones aliviará la fatiga mental y el cansancio físico. Si el maestro de maestros es el elegido, será una maniobra a la desesperada. Novak y Nenad, la doble N por la Ensaladera de plata.

Así está la final de Copa Davis

Novak Djokovic a Radek Stepanek por 7-5, 6-1 y 6-4

Tomas Berdych a Dusan Lajovic por 6-3, 6-4 y 6-3

Hoy, 16.00 horas: Ilia Bozoljac/Nenad Zimonjic – Jan Hajek/Lukas Rosol

Domingo, 14.00 horas: Novak Djokovic – Tomas Berdych

A continuación: Dusan Lajovic – Radek Stepanek

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados