Héroes anónimos

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Harshana Godamanna. Este nombre no les dirá nada a la mayoría de ustedes pero forma parte de la historia de una competición que se resiste a perder su misticismo. Sri Lanka es su país y Colombo, la ciudad más poblada de su nación, la gran urbe donde nació el último día de octubre de 1985. La trayectoria de este jugador escapa de toda lógica si simplemente nos fijamos en cifras y posiciones del ránking. La Copa Davis, en muchas ocasiones, poco tiene que ver con eso.

Debutó a los dieciséis años en un cruce ante Jordania, y desde entonces es un fijo en las convocatorias de Sri Lanka. Cuarenta eliminatorias disputadas y un balance de victorias derrotas en la competición de 55-17. Asiduo también en los partidos de dobles, hace tándem en la Copa Davis con Rajeev Rajapakse, que a sus 33 años años ya suma quince temporadas siendo parte del mejor evento por equipos del tenis mundial. Las participaciones de ambos jugadores en el circuito ATP han sido esporádicas. Algunos torneos Futures de forma aislada con resultados discretos.

Godamanna suma un título de dobles como profesional tras vencer junto al belga Govaerts en un Future pakistaní en el ya lejano 2007 y en su mejor ranking individual fue el 811 del mundo. Actualmente es entrenador de tenis en Boston, Massachussets. Se sacó un título universitario en EEUU y se gana la vida enseñando el deporte de su vida en una escuela. A pesar de ello, cada año es fiel a su cita con la Copa Davis. Su nivel, dista mucho de ser poco competitivo.

Sri Lanka lleva dos años consecutivos en el Grupo II de la zona asiática y buena parte del satisfactorio devenir del equipo es gracias al rendimiento de Harshana. En las últimas tres eliminatorias, ha ganado siete de los nueve encuentros que disputó y entre ellos se encuentra una victoria ante Aisam Qureshi, líder del conjunto pakistaní y finalista hace tres temporadas del US Open en modalidad de dobles. Ganar el duelo que hoy mismo comienza ante Filipinas significaría igualar el mejor resultado del país en la Copa Davis, lo cual no hacen desde 1995 cuando el equipo era liderado por Rohan de Silva.

Pero los focos no alumbrarán a esta eliminatoria. Lo más probable es que pase desapercibida. Este fin de semana en Colombo no jugarán Federer, Berdych ni Wawrinka. Sí lo harán tenistas como Thangarajah, Gonzales o Huey. Y por supuesto Godamanna, que además será el número uno de Sri Lanka en su ciudad natal. Quizá vuelva a ser el héroe de su nación pero eso no cambiará su vida. Es uno de esos héroes anónimos a los que la Copa Davis les da una oportunidad de brillar, de vez en cuando, de forma fugaz. El próximo lunes volverá a Boston, seguirá enseñando lo que un buen día aprendió de joven en la pista y se ganará el sueldo a través de su gran pasión: el tenis.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados