Watson, musa británica

Carmen Romero desde la ciudad de Madrid

Heather Watson ha ganado su segundo título WTA en Hobart, al vencer en la final a Madison Brengle por 6-3 y 6-4, en una hora y media, a pesar de que el partido fue interrumpido por la lluvia. “Para mí es muy importante conseguir este título. Muchas jugadoras progresan bien en los torneos, pero nunca consiguen superar el último obstáculo. Me gusta poner mi nombre a un trofeo, así que estoy muy contenta de hacerlo hoy. Cuando gané en Osaka fue una sorpresa más bien, pero aquí, sentía que me pertenecía’’. Es la primera tenista británica en 30 años que consigue ganar dos torneos, con tan solo 22. La última fue Anne Hobbs, cuando ganó en 1985 el torneo de Auckland, que sumaba al que consiguió en 1983 en Indianápolis.

El primer título de Watson fue el de Osaka en 2012. Entonces, hacía 24 años que ninguna tenista inglesa ganaba un título WTA. La última en hacerlo había sido Sara Gomer en 1988, al ganar el torneo de Aptos. Ahora, Heather es la nueva heroína en Inglaterra. En el inicio del año, uno de los momentos más importantes para valorar la temporada, se presenta como una gran apuesta en el circuito.

De camino a la final en Hobart, la número 49 del mundo, que no partía como cabeza de serie, derrotó a tres favoritas, sin perder un solo set: Sloane Stephens, Roberta Vinci y Alison Riske. También venció a Magdalena Rybarikova en cuartos de final. Todas ellas con mejor posición en el ranking que la británica.

Ya en la final, ronda a la que no llegaba desde Osaka 2012, cuando consiguió su primer título, ha sido favorita por primera vez en el torneo. En esta ocasión, era ella la que tenía mejor ranking que su rival, Madison Brengle, número 84 del mundo. Contra la estadounidense, Watson se ha mantenido firme. Ambas han tenido que soportar el fuerte viento, que perjudicaba sus servicios. En el primer set, las roturas se sucedieron, pero la británica despuntó rápido por su buen juego y no tardó en llevarse la manga, con tres breaks a favor y dos en contra.

En el inicio del segundo set cada una conservó sus servicios hasta el séptimo juego, cuando Heather consiguió la rotura definitiva que le daría la victoria pocos juegos después. “Estaba feliz de mantenerme mentalmente fuerte y conseguir salir adelante, además de controlar los nervios al final’.’ La británica está a pleno rendimiento. Después de su retiro en abril de 2013 por una mononucleosis, no ha vuelto a tener ningún problema físico. Ahora, está en perfectas condiciones para plantar cara en los torneos.

Tras su logro, Heather mira directamente al Abierto de Australia. Llegará a Melbourne recortando dos puestos en el ranking, como la número 38. Allí, se enfrentará en primera ronda a la búlgara Tsvetana Pironkova, número 52 del mundo. “Conozco bien su juego. Siempre le ha ido bien en Australia. Es dura, pero en un Grand Slam, todo el mundo es duro’’. Watson está preparada para seguir sumando éxitos, tras su progresión en el circuito.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados