Focos de Eurosport: día 8

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

El Abierto de Australia dejó configurados los cuartos de final en la competición individual, llevando la selección natural a una pléyade de candidatos reales al título. Con cuatro victorias en las piernas ya nada es casualidad. Apenas ocho raquetas entran en la pelea directa por la copa, y las rondas decisivas comienzan a vislumbrarse en el primer Grand Slam de la temporada. Con una actividad ofrecida íntegramente y en exclusiva por Eurosport, repasamos algunos de los pasajes más destacados de la octava jornada de competición en Melbourne Park.

La segunda oportunidad de Angelique – “Estaba con un pie en el avión camino de Alemania y ahora estoy en los cuartos de final. me encuentro realmente feliz”. Kerber ha pasado de la noche al día en Melbourne Park. De rozar la derrota ante Misaki Doi en el estreno a ganar ocho sets consecutivos para colocarse por primera vez entre las ocho más fuertes del primer grande del curso. La zurda de Bremen derrotó con contundencia (6-4 6-0) a su compatriota Annika Beck y evidenció el cumplimiento de un objetivo: recuperar peso en los Grand Slams tras un 2015 limitado en estos torneos. Antigua semifinalista en Wimbledon y US Open, y con un juego de tenacidad y garra a explotar bajo el calor de Melbourne, cuenta con armas para lanzarse a romper pronósticos.

Azarenka responde a todo – La jugadora de Minsk salvó el cuarto partido en Melbourne Park con una demostración de paciencia y sentido táctico. Para derrotar (6-2 6-4) a Barbora Strycova necesitó controlar un auténtico laberinto sobre la pista. La checa ofreció un festival de dejadas, ángulos, cambios de ritmo,… todo un abanico de recursos para intentar romper el ritmo de Victoria. Planteando un guión a contracorriente del juego recto que impera en el circuito femenino. Para la bielorrusa, finalmente, un síntoma evidente de recuperación de su peso en la WTA: por tercer Grand Slam consecutivo se planta entre las ocho más fuertes.

Konta ilusiona – una irrupción a pulso en el cuadro femenino. Al culminar una tremenda remontada (4-6 6-4 8-6) sobre la rusa Ekaterina Makarova, la jugadora de Sídney rompió su propio molde. De entrada, se convirtió en la primera tenista bajo bandera británica capaz de plantarse en los cuartos de final de un Grand Slam en 32 años, toda una noticia en un país necesitado de raquetas femeninas. Confirmando que su triunfo en primera ronda ante Venus Williams no fue casualidad, que los octavos de final pisados en Nueva York ya son tendencia y rondando una plaza entre las 30 primeras del circuito femenino con este resultado, un motivo de satisfacción para el tenis de las islas.

Monfils asoma – el francés aprovechó la oportunidad de un sector abierto para penetrar en profundidad del cuadro. Su victoria ante el ruso Andrey Kuznetsov (7-5 3-6 6-3 7-6(4) le sirvió para cumplir una meta personal y acceder a sus primeros cuartos de final en Australia. Con un juego directo por bandera (14 aces, 44 tiros ganadores), el parisino puso en práctica su llamativo estilo para alcanzar la ronda de los ocho mejores en Melbourne. ¿Margen para alcanzar las segundas semifinales de Grand Slam de su carrera? ¿Podrá imponer su juego ante Milos Raonic?

La madurez de Raonic – si hay demostraciones de jugadores evolucionado a nivel técnico y táctico, las dos primeras mangas de Milos servirían de ejemplo. El canadiense ofreció una exhibición cerca de la red durante el partido (más de 70 subidas, impecables al inicio del choque) para frenar las acometidas de Wawrinka. Para derrotar (6-4 6-3 5-7 4-6 6-3) al campeón de 2014 empleó toda serie de recursos, incluyendo un mejorado revés cortado para evitar cualquier tipo de ritmo al otro lado de la red. Ni la reacción de Stan, capaz de equilibrar un partido negro, pudo alterar la calma de Raonic. Invicto en 2016, el canadiense quiere comenzar a tener voto en la pelea por los grandes títulos.

Murray en campo hostil – el británico mantuvo la solidez necesaria para derrotar al último superviviente australiano en Melbourne Park. Su triunfo (6-4 6-4 7-6(4)) ante Bernard Tomic se gestó en una Rod Laver Arena volcada con su rival, y dio forma a una regularidad asombrosa en el primer grande de la temporada: Andy ha estado entre los ocho mejores de Melbourne en las últimas siete ediciones. Todo un indicativo de la comodidad con que se mueve en las pistas. Sin dejarse distraer por factores externos (esposa en avanzado estado de gestación; suegro ingresado en el hospital el día anterior), Andy prueba sus galones como número 2 del mundo.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados