Focos de Eurosport: día 12

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Disponer las manos para la pelea por la copa. Ésa será la maniobra a ejecutar el viernes en Flushing Meadows, donde se ya se compite con el pase a la final como fuente de energía. Nueva York aguarda el penúltimo peldaño de la escalera, con cuatro supervivientes encaramadas al cemento y sólo dos plazas libres para el próximo domingo. Una jornada que servirá para dejar configurada la final femenina, un escenario que promete eternidad y gloria. Los encuentros están disponibles con cobertura de Eurosport y, a través de sistema multipantalla, en el dispositivo Eurosport Player.

Shuai Peng vs [10]Caroline Wozniacki (Arthur Ashe Stadium – segundo turno): A un lado de la red, una burbuja no explotada: la asiática disputando su primera semifinal de Grand Slam a los 28 años. Cruzando los nudos, la oportunidad de recuperar terreno perdido: una ex número 1 que aseguró volver al top10 llegando a este encuentro y busca volver a una final de Slam ante la número 39, un agravable reto. “Me ha batido más veces de las que yo la he ganado a ella. Eso por supuesto” acepta Peng, sometida al peso de cinco en los siete enfrentamientos previos. “Es una muy buena jugadora, tiene una movilidad tremenda y gran fortaleza mental. Va a ser duro” admite la china, que deberá parar la inercia de Wozniacki, verduga de Petkovic, Sharapova y Errani, sin tener experiencia en semifinales de Grand Slam. La danesa ha roto una costura porque donde había solo parapeto ahora hay flechas con ponzoña, como los 46 ganadores acumulados en las dos rondas más recientes, unos guarismos impensables tiempo atrás con el que compensar las agresiones a recibir. “Creo que mi mejor virtud es saber pasar del ataque a la defensa y de la defensa al ataque” matizó. Un trabajo de pies necesario ante el torrente de pelotas que puede precipitarse sobre su cuerpo. “Peng está jugando bien y está siendo muy agresiva” valora Wozniacki sobre su rival, presente en semifinales sin que nadie le haya arrebatado un set en los cinco primeros partidos. “Es fuerte desde ambos flancos. Sé que va a ser un partido complicado. Va a ser muy distinto al que jugué con Errani” siguió la danesa tras superar los cuartos de final. “Allí tuve a una rival que devuelve muchas pelotas sin cometer apenas errores”. Con margen para jugar desde el fondo, Wozniacki voló en la antepenúltima ronda de Nueva York entregando apenas un juego y colocando todos los restos en pista. Algo improbable ante el juego más recto de la asiática, que promedia en nueva York más de 20 golpes ganadores por partido. “Peng se coloca más cerca de la línea de fondo, y busca con mayor ahínco sus tiros”. Enfrentamiento directo: 5-2 favorable a Caroline Wozniacki

[1]Serena Williams vs [17]Ekaterina Makarova (Arthur Ashe Stadium – tercer turno): una colisión entre el perfil más imponente y una aspirante sin miedo. La rusa se planta en la semifinal de Nueva York habiendo tumbado a la vigente finalista, curtiendo una de las temporadas más sólidas en toda la WTA (sólo dos derrotas ante tenistas de ranking inferior) y la ambición por bandera, verbalizando opciones donde muchas apenas balbucean mínima esperanza. “Serena es una gran jugadora, pero ya le batí en una ocasión y guardo buen recuerdo de ello. Tengo una interesante sensación de aquel partido” rememora Ekaterina sobre el pulso de Grand Slam que ya decidió a su favor sobre el cemento de Melbourne en 2012. “Ante ella tienes que ser agresiva porque ella lo es. Y una necesita serlo un poco más si cabe que ella. Definitivamente, tienes que lograr que se mueva” concluye, consciente de que una Williams en estático promedia dobles figuras por set en términos de tiros ganadores. Afirmando visualizar su figura alzando el trofeo la rusa, que recibe consejos de Anastasia Myskina, la primera campeona rusa de Grand Slam e ídolo de juventud, se declara madura tras romper una barrera de cuartos de final cuatro veces fracasada. “Antes quizá no pensaba que estaba preparada para estos partidos. Ahora estoy convencida de que puedo avanzar. Lista para grandes victorias. Ya está en mi cabeza” confía antes de batirse con Serena. “Es zurda. Creo que eso es bueno para mí, estoy lista para ello” apunta la número 1, que ya ha jugado con dos tenistas de mano izquierda en Nueva York y a menudo practica con Varvara Lepchenko, otra ejecutora siniestra. “Será un buen partido. Me ha batido en el pasado. Makarova se mueve bien. Da el 100% sin importar con quien se enfrente. Ese tipo de jugadoras son complicadas de enfrentar porque eso les hace mejores” reflexiona sobre su rival, que paró en seco a Azarenka, finalista los últimos dos años. “Tiene un buen servicio. Golpea duro, lo puede tirar abierto, nunca sabes dónde puede ir. Tiene un buen revés y una derecha que ha mejorado. Será interesante para mí dar lo mejor porque ella llega con mucha inercia a este partido” indica la campeona acerca de Makarova, que ha ganado 14 de los 18 partidos jugados en la gira de cemento y afirma disfrutar del perfil discreto. “Entiendo a Makarova. Nadie espera mucho de ti, no tienes tanta presión y puedes jugar bien. (…) Pero ha batido a varias top10 y no es una jugadora de perfil bajo para nosotras. Una vez entre en pista sé que no es una tenista a la que pueda desconsiderar” reconoce Williams sobre una granítica rival, que en 2014 como mucho ha cedido ante la número 26, una prueba de solidez tremenda. Bajo las luces de Nueva York una visita a la guarida: nadie ha batido a Serena en suelo estadounidense este año. Pocas impresionaron a Makarova en la temporada. Enfrentamiento directo: 3-1 favorable a Serena Williams.

Consulta aquí el orden de juego completo.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados