Federer vuela en Dubái

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

El veterano campeón contra un joven dispuesto a desafiar el poder establecido. Es el duelo soñado y más cuando en juego está el pase a una final de un torneo de categoría 500. Roger Federer se mide a Borna Coric en la primera semifinal de Dubái y la expectación es máxima. El final es el esperado. El tenista de Basilea domina y se lleva el triunfo (6-2 y 6-1 en 65 minutos) pero los destellos de la joven perla croata quedan al descubierto en los primeros compases del partido.

Coric muerde desde el principio. Plantea un partido con cambios de altura y con diferentes ritmos para intentar inquietar a un jugador como Federer, técnico y plástico como pocos pero con unos vicios difíciles de corregir a estas alturas de su carrera. En los primeros cincos juegos se puede ver al croata en su faceta más descarada, esa que le ha permitido batir a dos tenistas dentro del top-5 a pesar de tener solo 18 años. Llegado el sexto juego se inicia el monólogo de Roger.

Federer planteó el partido desde la intensidad, sin dar tregua a un rival fatigado por haber jugado un total de cinco partidos en los últimos seis días. Coric, un experto en defenderse en la retaguardia, se encontró sin gas y sin la fuerza suficiente para contrarrestar los golpes del helvético, que a pesar de no desplegar un gran juego, domó la primera manga con un marcador parcial de 6-2.

El segundo set siguió una tónica parecida al de las postrimerías del primero. Coric desangrándose a errores y Federer dominando desde el fondo de pista, bien plantado sobre la pista. El croata demostró su valía en los primeros compases del enfrentamiento, pero su falta de experiencia todavía le pesa a la hora de competir contra tenistas referencia en jornadas consecutivas. Ante Federer acabó naufragando, cediendo también el segundo parcial por un contundente 6-1.

En Dubái, Federer se siente como en el patio de su casa. En el torneo del Emirato acumula un balance de 46 victorias y solo cinco derrotas. Mañana disputará su novena final en el torneo e irá en busca de un séptimo título que sería histórico. Ante Berdych o Djokovic, dos tenistas que ya han cedido ante el empuje del helvético anteriormente, Roger quiere enterrar el mal recuerdo de su tempranera derrota en Melbourne y volver al círculo de los ganadores. Federer vuela en Dubái. ¿Alguien será capaz de pararle?

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados