El quinto Beatle

Ángel G. Muñiz desde la ciudad de Madrid

“Quise tratar de jugar al mismo nivel que los mejores y creo que soy el único que les ganó a todos esta temporada. La idea es ser regular en los Grand Slam, que es donde tuve mi mayor déficit este año. Necesito mayor regularidad para 2014”. Así se despidió Juan Martín Del Potro de la Copa de Maestros de Londres. Con un propósito con tintes de amenaza.

En las Antípodas, dónde nunca ha jugado a su mejor nivel y sus resultados dejan mucho que desear. Aún así, cuando TENNISTOPIC preguntó a 28 especialistas quién ganaría el Abierto de Australia, entre cábalas aparecieron tres nombres: Novak Djokovic, Rafael Nadal… y Juan Martín Del Potro. Propósitos, amenazas y presentimientos que cumplir. ¿Cómo llega el argentino a Melbourne?

- Rozando su mejor ránking: Del Potro entrará en el cuadro del primer Grand Slam del año como quinto mejor tenista del mundo, a un solo puesto del mejor ránking de su carrera (cuarto, en los albores de 2010 cuando aún saboreaba su triunfo en Nueva York). A efectos prácticos, ser el quinto favorito le permite evitar a los mejores mínimo hasta cuartos de final.

- Defendiendo solo 90 puntos: Jeremy Chardy le apeó en la tercera ronda de 2013, lo que permite a Juan Martín llegar a Melbourne con mucho que sumar y poco que perder a efectos de clasificación. Andy Murray y David Ferrer están a menos de 600 puntos y soñar con el tercer escalón del ránking no es utópico.

- Sin pisar jamás las semifinales: en sus siete participaciones en el Abierto de Australia, Del Potro nunca pasó de cuartos de final. En dos ediciones alcanzó esa ronda, mientras que en tres ocasiones ganó un solo partido.

- Jugando la semana previa: entre los máximos favoritos, sólo dos han decidido competir justo siete días antes de que vuelen las pelotas en Melbourne. David Ferrer, en Auckland, y Juan Martín, en Sydney. En su primer contacto con las pistas en 2014 sólo se apuntó un juego en el primer set, pero acabó remontando en tres sets ante Nicolas Mahut (1-6 6-3 6-4). Mientras Nadal o Djokovic ya sueltan músculos en la Rod Laver Arena, Del Potro compite a 700 kilómetros.

- Convencido de que llegó el momento de volver a pelear con los mejores: cuando Juan Martín Del Potro ganó el Abierto de Estados Unidos en 2009 el mundo del raqueta le abrió las puertas de su élite. Había llegado el quinto Beatle, un nuevo privilegiado capaz de discutirle los grandes títulos a los Federer, Nadal, Djokovic y Murray. Casi cinco años después, su victoria en Flushing Meadows sigue siendo un oasis, una cuasi alucinación nunca más vista. 34 de los últimos 35 títulos del Grand Slam llevan la firma de los Fab Four: Roger Lennon, Rafa McCartney, Novak Harrison y Andy Starr.

El quinto Beatle evitó el pleno en su día y ahora lleva 21 victorias seguidas cuando entra a un torneo como primer cabeza serie (Rotterdam, Washington, Tokyo, Basilea y Sydney). Cumple como cabeza de cartel en conciertos de segunda fila, confirmado. Pero llega la hora de confirmar que está preparado para volver a tocar con los mayores. Que le pueden prestar la guitarra o la batería porque es uno de los suyos. Quién dijo que los Beatles sólo eran cuatro…

  • lola del castillo

    LOs grandes sigyuen siendo cuatro, lo que pasa es que el nombre del cuarto puede ser del POtro, sin confirma expectativas, ó el inefable suizo, si resucitara (ojalá no lo haga).
    Para mí cuando se habla de los cuatro grandes se habla de aquellos jugadores capaces de ganar Gran Slam y M Mil con regularidad.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados