El gran golpe de Marc y Marcel

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Roland Garros no parecía llegar en buen momento para dos auténticos maestros del doble como Marc y Marcel. Una sola victoria en la gira de polvo de ladrillo -la parte de la temporada preferida por el tándem- y problemas físicos de López habían lastrado en exceso la confianza de una pareja que llegó a ser campeona de las ATP World Tour Finals y que alzó hace menos de dos cursos un título de Masters 1000 en arcilla. Aterrizaron en París a más de novecientos puntos de las plazas que dan acceso al torneo de fin de año en Londres y como duodécimos cabezas de serie, un estatus al que no suelen estar acostumbrados.

Afortunadamente el tenis no deja de sorprendernos, y Granollers-López parecieron remontar el vuelo en los primeros partidos del evento parisino. Necesitaban rodaje para volver a sentirse con la confianza necesaria para ser de nuevo competitivos y lo encontraron con un cuadro lleno de aristas desde las rondas iniciales. Brunstrom-Nielsen, combinación con un campeón de Grand Slam, fueron el primer escollo superado. García López-Oswald, que ya saben lo que es morder un título en 2014, tuvieron que inclinarse en segunda ronda, al igual que hicieron anteriormente el tándem sueco-danés. En octavos, la juventud de Pavic y la veteranía de Sá fueron insuficientes para sumar más de tres juegos ante los catalanes.

En los cuartos de final, el tope de los españoles en Roland Garros, se planteaba el gran reto: los Bryan, la pareja con el mejor palmarés de la historia y vigentes campeones del major francés, eran los rivales a los que tendrían que ganar para romper la barrera de la antepenúltima ronda. Y el encuentro fue un verdadero clínic de cómo jugador la modalidad de dobles en polvo de ladrillo. De poco les sirvió a los mellizos norteamericanos esa compenetración innata que tantas veces les dieron dividendos, en esta ocasión no pudieron hacer nada ante el vendaval que tenían al otro lado de la red: 6-4 y 6-2 para Marcel y Marc. Un golpe en la mesa.

La derrota de los grandes dominadores de la gira de tierra batida -Nestor y Zimonjic- deja el torneo muy abierto. Granollers-López jugarán en semifinales ante una de las relevaciones de esta semana: el croata Marin Draganja y el rumano Florin Mergea. Por la parte baja del cuadro aún no se han completado los cuartos de final pero solo Kubot-Lindstedt por su condición de campeones de Grand Slam y Benneteau-Roger Vasselin por ser locales y verdugos de los finalistas del año pasado parecen tener el suficiente caché como para considerarse igual de favoritos que los españoles. Marc martilleando con su derecha en el fondo de pista y Marcel voleando con solvencia en la red. Así sí se puede ganar la Copa Jacques Brugnon.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados