El desafío de Marc y Marcel

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

Durante la cena oficial de la Copa de Maestros, que tiene lugar el sábado en Londres, Marc López y Marcel Granollers son recibidos con aplausos por el resto de jugadores mientras bajan por unas escaleras de piedra y en una pantalla gigante se proyectan sus nombres y fotos. Es el último reconocimiento tras ganar en 2012 el torneo que reúne a las ocho mejores parejas de dobles a final de la temporada. La victoria, que sorprendió al vestuario, debutantes como eran, llegó tras tumbar en la fase de grupos a los hermanos Bryan, una de las mejores parejas de la historia, y después de inclinar en el súper tie-break de la final a los indios Bhupathi y Bopanna. Ahora, como última parada de un año bueno (semifinales en el Abierto de Australia, final en el Masters 1000 Cincinnati), pero sin la brillantez del curso pasado (ganaron tres títulos, incluyendo el Masters 1000 de Roma y la Copa de Maestros), López y Granollers están ante el reto de revalidar el título, algo que no logra ninguna pareja desde 2004 cuando lo hicieron Mike y Bob Bryan. Para empezar, debutan hoy contra Fernando Verdasco y David Marrero, la otra dupla española clasificada, lo que provoca una situación inédita: por primera vez en la historia se enfrentan dos parejas de La Armada en la Copa de Maestros.

Para ganar en 2012, los M&Ms atacaron a sus rivales desde la espontaneidad de lo desconocido. Granollers, probablemente uno de los mejores doblistas del circuito, disputa individuales durante todo y aplica los automatismos a la modalidad por parejas. Tan capacitado está para sacar y subir a la red como para quedarse a discutir desde el fondo de la pista. López, bendecido con una muñeca privilegiada, hiperdesarrollado el tacto, tiene la facilidad para dibujar golpes imposibles con aparente sencillez y la solidez necesaria para imponer un ritmo regular con su derecha desde atrás si encuentra el tono. En definitiva, la pareja asaltó el título mezclando diferentes tácticas, variando la propuesta, desquiciando a sus rivales que no lograron adaptarse. Durante 2013, los contrarios han estudiado detenidamente a los maestros y han anulado muchas de esas armas provocadas por la pluralidad del argumentario, reduciendo el daño del desconcierto inicial con el que plantaron los pies en la élite.

“Desde el primer día que vuelves aquí te viene a la cabeza todos los momentos que vivimos el año pasado”, valoró Granollers en Tie-Break de Radio Marca horas antes de debutar en Londres. “No vinimos en 2012 con la idea de ganar, es algo que nos pilló por sorpresa, era lo último en lo que podíamos pensar. Vinimos con la intención de disfrutar de cada momento, de esa pista central, del día a día. Luego nos vimos en semifinales y fue entonces cuando pensamos que podíamos aspirar a más”, siguió. “Este año no tenemos ninguna presión porque sabemos que ganar aquí es súper complicado. Venimos igual que el año pasado. Queremos centrarnos en cada partido, en cada entrenamiento y olvidarnos de que el año pasado ganamos porque es un nuevo torneo totalmente diferente”, cerró el catalán.

Antes del reto mayor, uno menor. Granollers y López arrancan en la fase de grupos frente a Verdasco y Marrero (seis veces han jugado y seis se han inclinado) bajo la mirada de Carlos Moyà, nuevo capitán de Copa Davis, que en 2014 tendrá la difícil decisión de elegir entre dos parejas consolidadas cuando hace dos años España improvisaba el dobles, fiándolo en muchas ocasiones a jugadores de individuales que durante el año no competían juntos en la otra modalidad del circuito. Para visitar a Alemania tras el Abierto de Australia, el mallorquín podrá optar por dos afianzados binomios en función de las necesidades planteadas por la eliminatoria, que no se jugará en hierba según confirmó Kohlschreiber a este portal, y del momento por el que pase cada una de las parejas. Por ahora, el partido entre los cuatro bajo la bóveda del O2 Arena servirá para despejar una duda: ¿serán capaces Granollers y López de ganar finalmente? ¿Aumentarán madrileño y canario a siete la concatenación de triunfos?

La presencia de Verdasco, buen sacador, zurdo y jugador de individuales, y la aportación de Marrero, pulidos sus potentes golpes, evolucionado como tenista en general, provoca una catarata de problemas a los campeones de la pasada edición, que sufren con jugadores muy buenos desde el fondo de la pista, como es el caso del otro dúo nacional. “Es un partido muy complicado para nosotros. No les hemos podido ganar nunca. Son una pareja muy buena que tiene un nivel muy alto. Tendremos que intentar elevar nuestro nivel y encontrar la manera de poderles hacer daño en su juego”, analizó Marcel. Hoy, en Londres, la fiesta de La Armada: dos parejas españoles se enfrentan en la Copa de Maestros por primera vez en la historia.

  • lola del castillo

    Este año no ganara la Copa de Maestros ninguna de las dos parejas españolas,( lo del año 2013 fue de chiripa) que son buenas parejas , pero no excepcionales. Para serlo debería haber ganado algun G Slam

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados