El cuaderno de Carlos

Rafael Plaza desde la ciudad de Nueva York

Llegó a semifinales en 1998 y pasó varias veces la primera semana de competición en el Abierto de los Estados Unidos. Ahora, se sienta en la grada para seguir a los jugadores españoles mientras no pierde de vista el grupo de favoritos para alzar la copa en Nueva York. Carlos Moyà (Palma de Mallorca, España; 1976) analiza en TENNISTOPIC los principales nombres del último grande del año, donde no está Rafael Nadal para defender la corona de 2013.

Novak Djokovic (Número uno del mundo, siete grandes). “Podría ser”, reflexionó el capitán español de Copa Davis sobre la influencia de la boda y la próxima paternidad en sus resultados durante los Masters 1000 de Toronto y Cincinnati. “Eso, unido que ganó Wimbledon. Es normal que pueda tener un pequeño bajón mental. De todas formas, nos han malacostumbrados estos grandes ya que su regularidad es espectacular”, recordó. “Tienen dos semanas malas y parece el fin del mundo. Llega a Nueva York sin demasiado ritmo de partidos, pero una vez aquí es favorito como el que más”.

Roger Federer (Número tres mundial, 17 grandes). “No me sorprendería que pudiera ganar el torneo porque es el año que mejor llega de estos últimos”, apuntó Moyà sobre el suizo, que en 2014 suma más victorias que ningún otro jugador (50) y en Wimbledon ya alcanzó la final. “Es la temporada donde me parece más favorito, sin decir que es el máximo candidato ni mucho menos. Sin estar Nadal, sus opciones crecen bastante”, reflejó. “Él lo dio a entender en una entrevista que le escuché hace unos días. Puede perder con otros jugadores, pero viene de hacer una gira muy buena, llegando a la final en Toronto y siendo campeón en Cincinnati. La gente ha descartado a Federer demasiado pronto. Es la combinación de muchas cosas, pero sobre todo que no está teniendo lesiones. El año pasado jugó bastantes partidos tocado. Eso hace que la motivación baje y que tenga derrotas que quizás no esperaba. Todo eso ahora ha cambiado. Ha podido tener continuidad en cuanto a lesiones y al final es un jugador con muchísimo talento. El tenis no se olvida de un día para otro. Ha añadido un entrenador [Stefan Edberg] y eso quiere decir que tienes ganas de seguir evolucionando para estar ahí”.

Stan Wawrinka (Número cuatro del mundo, un grande). “Es un poco incógnita”, desgranó el exnúmero uno del mundo sobre el suizo, capaz de ahogar y ahogarse a sí mismo con su altísimo ritmo de bola. “Ha demostrado que en una o dos buenas semanas puede ganar cualquier torneo. Ganó en Australia y ganó en Montecarlo. Está claro que no tiene la regularidad de los de arriba, de estar semana tras semana peleando por cualquier torneo. Pero ha enseñado lo peligroso que puede llegar a ser y ni mucho menos le descarto para que haga algo gordo”.

David Ferrer (Número cinco del mundo, ningún grande). “Ha tenido un año con altibajos y lesiones”, explicó Moyà sobre el alicantino. “Los problemas físicos le afectan porque no le permiten tener la continuidad que él necesita. Está cinco en la RACE y eso quiere decir que sigue a un gran nivel”, continuó. “En Toronto y Cincinnati jugó muy bien, sobre todo en Ohio donde llegó a la final. Aunque perdiera un set en la primera ronda, apretó cuando tuvo que hacerlo y lo veo con opciones. Es uno de los años en los que el torneo está más abierto todo.”

Los tapados. ”Murray, después de la operación no está jugando a su mejor nivel, pero tampoco se le puede descartar para nada”, aseguró el exnúmero uno del mundo sobre el escocés, que no llega a la final de un torneo desde que ganó Wimbledon en 2012 y todavía no conoce la victoria frente a un top-10 esta temporada. “Dimitrov, tarde o temprano… ya hizo semifinales en Wimbledon”, dijo sobre el búlgaro. “Está incluso para algo más. Igual que Raonic. Hace un año me hubiese sorprendido que estos jugadores hubiesen pasado de semifinales. Ahora, sin embargo, lo veo más posible”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados