Diario de viaje: Valencia, 21 de octubre

Rafael Plaza desde la ciudad de Valencia

Suena Presto, un fragmento de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi mientras un taxi lleva a Ernests Gulbis por las calles de Valencia hasta el hotel donde se aloja durante el torneo, a escasos metros del Ágora. Es una improvisada invitación al diálogo. El letón, campeón en San Petersburgo y semifinalista en Estocolmo, se lanza a hablar con el conductor sobre la música que resuena por las entrañas del vehículo mientras la ciudad se va tiñendo con los tonos del atardecer. De repente, el hombre que conduce se encuentra sumido en una conversación con un jugador al que adora desde hace tiempo.

“Lo había visto a través de internet durante toda la semana pasada en el torneo de Estocolmo, pero le llevo siguiendo desde que le vi por primera vez aquí en 2007 contra Ferrero”, cuenta el taxista. “Me dio pena cuando perdió con Ferrer en semifinales, aunque menos porque David es de aquí y también le tengo mucho aprecio”, sigue. “Y ahora, sin esperarlo, me encuentro con él en mi coche y hablando sobre música clásica. Me confesó que sus dos grandes aficiones son la filosofía y la música clásica”.

La conversación se alarga porque es hora punta y el tráfico en Valencia es denso. El número 25 mundial, que debutará en Valencia ante el estadounidense Isner, va enlazando temas. Cuenta al taxista que su abuela le enseño a jugar a tenis mientras su abuelo dirigía películas de cine. También que su madre es actriz y su padre, un famoso multimillonario, se dedica al petróleo. El tiempo se acaba porque el gigantesco hotel de los jugadores asoma por los edificios colindantes.

“Y, finalmente, me contó algo que me sorprendió más que todo lo anterior”, asegura el conductor, ojos llenos de ilusión como el niño que recibe el regalo que tantas veces soñó tener. “Le pregunté por el origen de su nombre y me dijo: ‘Es por Ernest Hemingway’. Increíble”. Gulbis, procedente de una familia con clara ascendencia artística, recibe su nombre de uno de los principales escritores del pasado siglo. “Se bajó del coche y se fue, pero yo ya tengo una historia que contar para mucho tiempo”. Antes de que los favoritos debuten en el torneo de Valencia, la historia del taxista y el tenista.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados