Cuatro parejas y una copa

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Semifinales de lujo las que podremos vivir en el cuadro de dobles del Abierto de los Estados Unidos en la modalidad masculina, con todas las parejas que han ganado durante esta temporada los torneos de Grand Slam presentes en la penúltima ronda. Murray-Soares, campeones en el cemento australiano, se las verán con Herbert-Mahut, triunfadores en el césped londinense. En la otra semifinal, Marc y Feliciano López, ganadores sobre la arcilla de París, cruzarán raqueta con sus compatriotas Pablo Carreño y Guillermo García López, la gran revelación del torneo, asegurando así un finalista español. En las siguientes líneas analizamos las fortalezas de cada candidato a la copa.

Pierre Hugues Herbert-Nicolas Mahut (FRA): La mejor pareja del año está a tan solo dos partidos de revalidar la corona lograda en la pasada edición del torneo neoyorquino. La dupla francesa ha ido de menos a más en este torneo y solamente ante Chardy-Groth cedieron un parcial. Dos singlistas instalados en el top-100 pero con habilidades propias de especialistas -buenos servicios y constante juego en red-, Mahut pone la potencia y la veteranía y Herbert aporta el toque y la frescura propia de un tenista joven con pocos títulos de enjundia en su zurrón. Eso sí, desde que hace dupla con su compatriota ha levantado dos Grand Slams y tres Masters 1000. Sin duda la pareja a batir.

Jamie Murray-Bruno Soares (GBR/BRA): La regularidad hecha pareja. Levantaron en el Abierto de Australia su primer Grand Slam y durante todo el año se han mantenido como uno de los mejores tándems del mundo. Actualmente ocupan la tercera plaza en la Carrera de Campeones y están clasificados para la Copa de Maestros de Londres, torneo que reúne a las ocho mejores combinaciones de la temporada. Soares, un gato en la red y Murray, eficaz en el servicio, plantearán buena batalla ante los números uno del mundo en semifinales, pareja ante la que ya cayeron en la final del Masters 1000 de Montecarlo.

Feliciano López-Marc López (ESP): El perfecto combo entre singlista-doblista y zurdo-diestro. Marc garantiza intensidad desde el fondo de pista, globos mágicos y reflejos en la red. Feliciano suma puntos con su servicio con enorme facilidad y seguridad en los remates. Juntos demostraron ser los mejores en el polvo de ladrillo de Roland Garros y tras batir a los Bryan en Flushing Meadows han probado ser una amenaza también en cemento. Favoritos en su semifinal ante dos compatriotas a los cuáles conocen muy bien, será interesante ver cómo responden a esa presión ya que normalmente en las rondas finales de los grandes torneos suelen partir como outsiders.

Pablo Carreño Busta-Guillermo García López (ESP): La gran sorpresa del torneo. Una pareja formada por dos jugadores que se dedican plenamente al individual y que tras cuatro encuentros a tres sets han encontrado su lugar entre los cuatro mejores del Abierto de los Estados Unidos. Se aprovecharon del boquete dejado en primera ronda por Dodig-Melo, eliminaron a sus verdugos en el segundo partido y posteriormente dieron buena cuenta de Marach-Martin y Kubot-Peya, dos parejas formadas íntegramente por especialistas. Sin habilidades especiales en la media pista, su potencia en la línea de fondo y su capacidad para sobreponerse a importantes desventajas han sido sus mejores avales durante esta semana mágica.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados