Cilic vence a sus fantasmas y sella su billete a Londres

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Marin Cilic continuó con la buena senda iniciada la semana pasada en Basilea accediendo a cuartos de final del Masters 1000 de París-Bercy tras derrotar a David Goffin por 6-3 y 7-6(9) en una hora y 53 minutos. El triunfo del croata sobre el belga es el primero en cuatro enfrentamientos y tiene además un significado especial, ya que le permite clasificarse por segunda vez en su carrera para el torneo de maestros que ha de disputarse en Londres y que reunirá a los ocho mejores tenistas del año. Clasificado el pupilo de Jonas Bjorkman como octavo clasificado de la Carrera de Campeones, la última plaza, la novena, se la disputarán Dominic Thiem, Tomas Berdych y Jo-Wilfried Tsonga.

Aunque la inercia positiva acumulada por Cilic en la pasada semana era superior a la de Goffin, desde el inicio del encuentro se pudo observar que el 3-0 a favor que tenía el belga en el cara a cara todavía pesaba en la mente del balcánico, sobre todo cuando desaprovechó hasta en dos ocasiones un break a favor en el parcial inicial (con 2-0 y 4-2). Fue en el octavo juego (4-3) en el que el número 10 del mundo se quitó la presión, haciendo brecha de manera definitiva, rompiendo por tercera vez el servicio de su rival y haciéndose con el set tras anotarse su propio turno de saque.

El segundo acto fue diferente al primero. Si en el set inicial se vieron hasta cinco breaks, en el siguiente parcial dominaron mayoritariamente los servicios. Pareció abrirse una ventana de oportunidad para Cilic en el noveno juego (4-4) con 0-30 al resto pero no pudo concretar esa ventaja. A partir de ahí el croata tuvo que hacer frente a dos bolas de break en contra pero evitó el 3-5 en contra sumando un juego más con su saque. Luego, sacando para forzar el desempate, estuvo a solamente dos puntos de irse al tercer set (5-6 y 0-30) pero acabó poniendo el 6-6. El tie-break estaba servido.

La muerte súbita fue de locos. Cilic se adelantó y disfrutó de dos servicios con 6-3 para cerrar el encuentro. En primer lugar estrelló una sencilla volea en la red y anuló las dos siguientes bolas de partido con errores no forzados. El croata llegó a desperdiciar hasta cinco bolas de partido y se vio obligado a levantar una pelota de set (8-9) antes de sumar tres puntos consecutivos y sellar su pase a los cuartos de final de París-Bercy al sexto match point. Este triunfo, además, le clasifica matemáticamente para el torneo de maestros de Londres. Cilic, sin jugar su mejor tenis, venció a sus fantasmas y estará en el O2 Arena junto a los mejores jugadores del mundo.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados