A casa por dos puntos

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

Tropezar, seguir en pie y caer. Eso les sucedió en Londres a Marcel Granollers y Marc López, derrotados 7-6, 3-6 y 9-11 ante Nestor y Zimonjic, pero con opciones de clasificarse para las semifinales de la Copa de Maestros, pendientes hasta el último momento del partido que Benneteau y Roger-Vasselin remontaron 4-6, 6-2 y 10-8 a Doig y Melo. En consecuencia, los españoles se quedaron fuera por el super tie-break ganado por los franceses, que les habría abierto la puerta de la penúltima ronda. Sin embargo, que los campeones de 2012 saltasen a la pista el próximo sábado era una incógnita mayúscula: Marc López se lesionó en la pierna izquierda durante el segundo set y acabó el encuentro penando para moverse, vendado como estaba desde que apareció el fisioterapeuta en mitad de un intercambio. Las pruebas, a las que se sometió el número 11 mundial nada más terminar el encuentro, descartaron una rotura, pero pusieron sobre aviso al tenista catalán.

“He notado un pinchazo en la pierna. Me encuentro mal, por la pierna y por haber perdido. Realmente no sé qué tengo, pero me duele”, explicó López tras el encuentro ante los periodistas. “Ha sido al sacar, cuando he caído. Me ha dolido durante todo el partido en diferentes intercambios y me ha limitado un poco a la hora de seguir jugando. Estas cosas pasan. Me han sucedido ya varias veces”, prosiguió. “Y lo voy a intentar”, respondió cuando le preguntaron sobre su intención de seguir adelante en el torneo en caso de clasificar. “Tengo que ir a ver al médico y al fisioterapeuta ahora. Veremos cómo está la pierna”, dijo antes de ver cómo los campeones de Roland Garros amarraban su pase a las semifinales.

Antes, otra derrota dramática. Nestor y Zimonjic, que la próxima temporada no jugarán juntos, compitieron con la ilusión de despedirse dignamente, de la mano de un triunfo con el que rubricar tantas tardes de gloria. Ellos, maestros de maestros en 2008 y 2010, se adelantaron en la primera manga, perdida en el desempate, y siguieron peleando con fe cuando los españoles agarraron el encuentro por el cuello. La lesión de López, sin embargo, cambió el escenario: la segunda pareja de la clasificación abusó de las dejadas, cargó sus disparos sobre la zona de Marc y aceleró hacia la muerte súbita al mejor de 10 puntos. Allí, lo increíble: Granollers y López dejaron escapar un 8-3 para despedirse de la Copa de Maestros, quedando a solo dos puntos de estar dentro.

“El partido no estaba controlado”, analizó López. “Ha sido un primer set muy igualado, ellos estaban arriba todo el tiempo. Al final, hemos logrado ganar un set que quizás se merecían más ello”, valoró. ”Derrota muy cruel. No nos merecíamos perder así”, escribió Granollers en su perfil de Twitter. “A veces, el tenis puede ser injusto, pero al final del año estás donde mereces. Se terminó el 2014 deportivamente hablando. Nos podemos ir con la cabeza bien alta de esta Copa de Maestros porque lo hemos dejado todo y eso es lo único que se nos puede exigir. Es una pena estar tan cerca y que se escape”.

Al final, los ganadores de hace dos años se marcharon derrotados tras perder dos encuentros en el alambre (Melo y Soares primero, Nestor y Zimonjic después) y con Marc lesionado. No obstante, el mensaje estuvo claro en todo momento: “Sigo aunque me cueste la vida”, dijo el catalán cuando se rompió sobre la pista.

  • Fermín

    No sabía yo que Melo y Soares jugaban juntos en Londres… ay Rafita Rafita

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados