Carla Suárez despierta en Australia

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

“No lo llamaría nervios ni tensión, pero me fui encogiendo y aún así conseguí ponerme por delante. Intenté hacer las cosas lo más sencillas posible. Pero en el primer set cada vez que iba por delante o se igualaba me costaba jugar. En el tie-break, evidentemente, jugué con mucho miedo y cuando esto ocurre no puedes jugar suelto y no es fácil”. Pocas jugadoras son capaces de detectar al milímetro sus problemas y darles respuesta. Carla Suárez lo hizo a tiempo en la Margaret Court frente a Maria Sakkari. La canaria firmó su pase a la tercera ronda culminando la remontada por 6-7, 6-2, 6-2.

De menos a más. A la número 11 del mundo le costó despegar, pero cuando lo hizo fue imparable. “Quiero que mi tenis sea suelto, sin miedo, sin tensión. Es lo que esperaba para el día de hoy, pero tengo que seguir trabajando en ese tipo de pensamientos. Sobre todo, son emociones que tengo que intentar controlar. Pero ojalá que a medida que vaya avanzando el torneo pueda hacer un mejor tenis”, confiesa antes de encarar su próxima cita frente a la rusa Elizaveta Kulichkova.

A pesar de la edad -21 años- y el ranking -170- de su rival, a la española no le sorprende su rendimiento. “Ella había tenido una buena semana, con muchos partidos y motivación, estábamos en una pista grande y no tenía nada que perder. Creo que ha hecho un trabajo fantástico. Pero cuando conseguí soltarme, yo hice un partido muy bueno, muy completo”, resume. Y es que Carla no quiere sorpresas. Favoritas al título como Wozniacki, Halep o Stosur ya lo vivieron en su estreno. ¿La explicación? “El tenis femenino está muy igualado… ¡mira Halep ayer! Y así, mil ejemplos. Estamos en un momento tenístico en el que no puedes ir más allá del partido que viene, porque se demuestra que el nivel está muy igualado y todas las jugadoras quieren ganar el torneo. Es así”.

Entre esas jugadoras que van a por el título se distingue por encima del resto una candidata: Serena Williams. “Si no me equivoco dijo que estaba al 120% y esas declaraciones… ¡yo no se las había escuchado nunca! Así que está claro que los objetivos de Serena son los Grand Slam. No descubrimos nada nuevo”. Aunque tampoco se olvida de otra de las grandes favoritas, campeona en 2012 y 2013, Victoria Azarenka. “La vi jugar en Brisbane, también el primer set de ayer y se ve que quiere ser muy agresiva y volver a estar donde estuvo”, advierte.

Consciente de sus virtudes y debilidades, la grancanaria sigue trabajando en Melbourne para recuperar ese estado de armonía que busca desde el primer peloteo del partido. No obstante, para fortificar su confianza sigue siendo fiel a sus orígenes: una fe ciega en su equipo. “Habló bastante con Xavi [Budó], casi cada día. Por ejemplo, hablamos ayer para el partido de hoy. Marc es el que está aquí, pero hablo también con el preparador físico. Somos un grupo que trabajamos todos en una misma línea. Hablar con Xavi me da tranquilidad”. Este viernes tendrá una nueva oportunidad.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados