Camino a 2015: Serena Williams

Mario Blanco desde la ciudad de Madrid

Serena Williams alzó siete trofeos de la WTA para dominar el año 2014 con solvencia. La americana no pudo ejercer su rol de número uno mundial en los tres primeros Grand Slam de la temporada, pero se sacó la espina venciendo a Caroline Wozniacki en la final del Abierto de los Estados Unidos.

La menor de las Williams comenzó 2014 venciendo en el torneo de Brisbane (no juega este año) a Victoria Azarenka (470 puntos), pero no pudo repetir éxito en el Abierto de Australia, donde cedió en cuarta ronda ante la serbia Ana Ivanovic (4-6, 6-3 y 6-3). Serena defenderá 240 puntos en Melbourne y 185 del torneo de Dubai, donde Alize Cornet le endosó la primera de las tres derrotas que sufriría ante la francesa a lo largo de la temporada.

La número uno del mundo tendrá una gran oportunidad de sumar puntos en Indian Wells al no participar en la última edición y en el torneo de Charleston, donde cayó en primera ronda. Antes de la sorprendente derrota, Williams había regresado al circuito por la puerta grande: alzando el trofeo de Miami (1000 puntos), deshaciéndose en las rondas finales de grandes rivales como Angelique Kerber, María Sharapova y Na Li.

La ganadora de 18 grandes se retiró de los cuartos de final del Mutua Madrid Open por problemas físicos, pero pudo resarcirse a penas una semana después levantando un nuevo trofeo en Roma (900 puntos). En la final de la ciudad eterna terminó con el sueño de la italiana Sara Errani (6-3 y 6-0).

Serena deberá fijar su zona fuerte de 2015 con la disputa de los dos torneos del Grand Slam en terreno europeo. La estadounidense defenderá 70 puntos de la segunda ronda de Roland Garros, donde perdió con rotundidad ante Garbiñe Muguruza, y la tercera ronda de Wimbledon donde nuevamente fue víctima del tenis desplegado por la francesa Alize Cornet (130 puntos).

Williams tendrá que afrontar la defensa más complicada de la temporada en la gira americana (3720 puntos). La tenista afincada en Florida tumbó a Kerber en la final de Stanford (7-6 y 6-3) antes de ceder ante el empuje de su hermana Venus en las semifinales del torneo de Montreal (6-7, 6-2 y 6-3). Serena volvió a saborear la victoria en Cincinnati ganando la final a su amiga Caroline Wozniacki. La danesa regresó a una final de Grand Slam, pero vio cómo la mejor tenista del planeta volvía a ser profeta en Nueva York, logrando levantar la copa por sexta vez en su carrera.

La estadounidense volvió a verse afectada por problemas físicos en la gira asiática, retirándose en los cuartos de final de Pekín (215 puntos) y en la segunda ronda de Wuhan, donde iba perdiendo nuevamente ante Alize Cornet. Williams recuperó su mejor tenis en la Copa de Maestras de Singapur (1340 puntos). En la fase de grupos derrotó a Ivanovic y Bouchard antes de lograr su pase a la final en una dura batalla ante Wozniacki (2-6, 6-3 y 7-6). Halep, que la había derrotado días antes, fue su rival en la final, pero nada pudo hacer ante el potencial de Serena (6-3 y 6-0). La número uno del mundo ha demostrado que tiene un deseo insaciable de seguir acrecentando su leyenda y la primera gran cita de 2015 se acerca: el Abierto de Australia.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados