Camino a 2015: Milos Raonic

Mario Blanco desde la ciudad de Madrid

Milos Raonic superó las expectativas marcadas para la temporada 2014. De la mano de sus entrenadores, Ricardo Piatti e Ivan Ljubicic, el tenista canadiense se mostró más competitivo en las diferentes giras que forman el circuito y sobre todas las superficies. Milos ha mejorado varios aspectos de su juego, asumiendo con solvencia su nuevo rol como top-10. Pese a ello, todavía tiene un gran margen de mejora.

Australia puede ser un buen lugar para sumar gran cantidad de puntos y comenzar con fuerza la temporada: en Melbourne defiende los 90 puntos otorgados al acceder a la tercera ronda del evento. Raonic no disputó ningún torneo previo al Abierto de Australia, pudiendo incrementar la cosecha sobre el cemento de Melbourne en unas pistas donde su imponente saque y su potente derecha pueden impulsarlo hasta las rondas finales.

Milos comenzó a fraguar su gran temporada en los torneos de Indian Wells y Miami, donde cedió en cuartos de final sumando antes victorias tan importantes como la conseguida en los octavos de Indian Wells ante Andy Murray (4-6, 7-5 y 6-3). En esa gira americana deberá defender 360 puntos.

La mayor progresión del cañonero se produjo sobre la tierra batida, donde fraguó excelentes actuaciones en los torneos de Monte Carlo, Oeiras (Portugal), Roma y Roland Garros. Milos defiende 180 puntos de los cuartos de final de Montecarlo, donde cedió ante el eventual campeón del torneo, Stanislas Wawrinka. En París fue Djokovic el que lo apartó de la penúltima ronda y el serbio fue también su verdugo en las semifinales de Roma. En la gira sobre polvo de ladrillo acumuló un total de 1035 puntos. Será un tramo complicado en el que deberá explotar con su saque la altura de Madrid para mejorar la tercera ronda alcanzada en 2014.

No menos complicado será la defensa de las semifinales en Wimbledon, donde accedió por primera vez en su carrera a la penúltima ronda de un Grand Slam. En Estados Unidos tendrá la oportunidad de revalidar su primer título en un torneo de categoría 500 en Washington, aunque no tendrá la oportunidad de sumar ningún punto. Si podrá hacerlo en Canadá, donde defiende 180 de los cuartos de final, o en Cincinnati (360 después de llegar a la penúltima ronda). La tarea no será fácil pero otro de sus puntos fuertes para ésta temporada deberá ser el Abierto de los Estados Unidos: Raonic cedió en cuarta ronda por tercer año consecutivo y el canadiense está llamado a ser protagonista de las rondas finales del torneo americano en los próximos años.

En la cuarta ronda de Nueva York perdió ante Kei Nishikori, su verdugo también en la final del torneo de Tokio. En la capital japonesa deberá defender 300 puntos pero en Shangai (China) empezará a sumar una vez superada la segunda ronda. El jugador de origen montenegrino se desinfló en el final de temporada, cayendo a las primeras de Cambio en Moscú, donde también podrá sumar para seguir escalando posiciones en la ATP.

El número ocho del mundo marcó su tope cuando llegó al sexto escalafón mundial después de su brillante actuación en Wimbledon. Su tercera final de la temporada llegó en París, donde nada pudo hacer ante un Djokovic en plena forma. En la ciudad de la luz defenderá 600 puntos, pero su ranking podrá mejorar si accede a las finales ATP en Londres después de las dos derrotas cosechadas en la fase previa ante Andy Murray y Roger Federer. Raonic ha concluido su mejor temporada hasta la fecha. Una vez que ha logrado ser consistente en todas las superficies, buscará su primera aparición en la final de un grande o su primer título en un Masters 1000 para seguir acortando distancias con la cima del tenis.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados