Azarenka sigue creciendo

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

El regreso más esperado entre la élite del circuito femenino sigue cobrando forma. En Cincinnati, y tras una jornada plagada de interrupciones por lluvia, Victoria Azarenka superó con creces la resistencia de Caroline Wozniacki (6-0 6-4), desbordando a la número 5 mundial con el convencimiento de antaño. Pese a competir con el muslo izquierdo vendado, un buen impulso para dejar atrás un período de lesiones que detuvo su temporada 2014, terminando el curso en el puesto 32 y llegando a hundirse hasta el peldaño número 50, una profundidad desconocida para ella desde 2007, cuando era apenas una adolescente con sueños deportivos. Fue, también, una demostración de autoridad sobre la danesa, a la que ha derrotado en sus últimos cinco enfrentamientos, y un estímulo evidente: a unos días de combatir en el Abierto de los Estados Unidos, la bielorrusa está mostrando la mejor versión de toda la temporada.

“Sentí que en el primer set estuve jugando muy, muy bien, ejecutando mi plan de juego” declaró la ex número 1 mundial y dos veces campeona del Grand Slam, capaz de anular de entrada a una de las mejores jugadoras del mundo. “Es el tipo de tenista a la que no puedes derrotar por 6-0 6-0, sabes que va a reaccionar. Ella empezó a jugar con más agresividad y el encuentro se volvió mucho más duro” recordó sobre un segundo parcial en el que tuvo que frenar a una restadora de excepción, una Caroline que se encumbró en el tenis femenino gracias a un juego de solidez y contención, llegando a salvar 10 de las 11 pelotas de rotura encaradas.

Para la de Minsk, que domó un partido con dos caras completamente opuestas, una probatura de mérito: la demostración de ser capaz de vencer con roles bien distintos, tanto en el dominio abrumador como desde el sufrimiento de la igualdad.

Además, con el pulso ante la rusa Pavlyuchenkova en el horizonte, Azarenka camina con tres buenas noticias entre las manos: enlaza victorias ante rivales top5 en semanas consecutivas (en Toronto frenó a Petra Kvitova), demostrando que su juego en caliente nada tiene que ver con su actual ranking y siendo ya la segunda jugadora con más victorias ante tenistas de ese calibre (5) en la temporada; acuña la novena victoria en los últimos 12 partidos, endureciendo una regularidad sólo equiparable al de las mejores; y se da la opción de volver a entrar en unos cuartos de final en un gran torneo de cemento americano, esos que la plana mayor del circuito aborda con los dientes afilados y algo que no logra desde la pasada temporada.

Azarenka, a quien un gran papel en Cincinnati -no disputó el torneo por lesión en 2014- le podría dejar a las puertas del top10 femenino, sigue quemando etapas camino de su mejor versión.

Luces y sombras entre las favoritas

Serena Williams se reencontró con el triunfo tras ceder la semifinal de Toronto días atrás, pudiendo con la búlgara Tsvetana Pironkova en dos disputadas mangas (7-5 6-3). Hizo lo propio Simona Halep, retirada en la final canadiense por lesión y tercera favorita en Cincinnati, gobernando (7-5 5-7 6-4) un encuentro que exigió casi tres horas ante la francesa Kristina Mladenovic. Ahondó en su mala racha Petra Kvitova, derrotada ante Caroline Garcia (7-5 4-6 6-2), estirando ya a tres encuentros la hilera de derrotas.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados