Aspirantes a todo

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Si la medalla de oro requiere sudor, sudor derramaron los candidatos destacados. Tanto Juan Martín del Potro, el gran verdugo del torneo tras apartar al principal favorito, como Andy Murray, vigente campeón olímpico y ganador del Grand Slam más reciente, vieron probada su capacidad de resistencia e ilusión para seguir en pie en Río.

Juan Martín del Potro logró el billete a las semifinales con virtudes a la antigua usanza, levantando (6-7(4) 6-1 6-2) un partido enredado ante el japonés Taro Daniel y dejando ver varios detalles al vestuario: que la victoria en la primera ronda sobre el número 1 Novak Djokovic no fue suficiente ni una casualidad (ya colocado a un paso de la ronda de medallas), que su hambre olímpica (ya se colgó el bronce en Londres 2012) y que, pese a estar curtido en mil arañazos y lesiones, vuelve a confiar en la fortaleza de su cuerpo (tras ceder el primer set se lanzó hasta sumar 12 de los 15 últimos juegos).

El argentino, cuya potencia parece no encontrar freno sobre la lenta superficie de Río, se postula como uno de los principales aspirantes a la pelea por los metales. Si la consecución del tercer puesto en los últimos Juegos recordó su puesto entre la élite, una gota en el océano de una carrera plagada por las interrupciones, su irrupción en Río de Janeiro vuelve a plantear un interrogante perenne sobre su figura: la opción, camino de cumplir 28 años, de estar todavía a tiempo para atacar los grandes torneos.

En su pelea de cuartos de final ante el español Roberto Bautista (6-4 7-6(4) a Gilles Muller), una oportunidad para reivindicar su lugar entre los más fuertes del circuito.

Murray resiste

Al margen del precipicio sobreviven los valientes y hasta allí acudió el vigente campeón. Andy Murray logró colocarse entre los ocho mejores del evento olímpico tras sobrevivir (6-1 2-6 6-3) en un partido a bandazos ante el italiano Fabio Fognini.

El británico, segundo cabeza de serie, se abrió paso en un choque plagado de reproches propios y situaciones límite. En un abrir y cerrar de ojos, el de Dunblane pasó de tener el control absoluto (6-1 2-1) a verse con un pie fuera del torneo (6-1 2-6 0-3). Con tiempo suficiente para reaccionar y sellar su pase a los cuartos de final ganando los últimos seis juegos del encuentro, el vigente oro olímpico buscará las rondas de medallas ante el estadounidense Steve Johnson (6-1 6-1 a Evgeny Donskoy).

Dos hombres con metales ya colgados al cuello, atravesando el mejor momento personal de los últimos tiempos, buscan atacar las rondas definitivas en Río de Janeiro.

Dando continuidad a la mejor temporada de su carrera deportiva, Gael Monfils se abrió paso hasta la ronda de los ocho más fuertes en los Juegos Olímpicos. El galo remontó (6-7(6) 6-3 6-4) al croata Marin Cilic  y se medirá al japonés Kei Nishikori (6-2 6-2 a Andrej Martin) persiguiendo una plaza en las rondas de los metales.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados