Apuestas en tenis: un problema a voces

Redacción desde la ciudad de Madrid

El tenis baja la vista y se sonroja ante una realidad que avergüenza al circuito. Los casos de amaños de partidos para obtener beneficios a través de las apuestas saltan a la luz. Nadie oculta lo evidente. Se registran en torneos de todas las categorías y a lo largo y ancho del planeta. En Futures, Challengers y ATP. En raquetas de cualquier procedencia sin importar la nacionalidad. En mayo de 2011, el circuito profesional expulsó a Daniel Koellerer, uno de los grandes tramposos de la historia de este deporte. Ahora, el tenis podría volver a vestirse de luto. Las alarmas vuelven a sonar.

“El tenis mueve mucho dinero con el tema de apuestas y siempre va a haber gente que pueda estar tentada, pero lo más bonito que tiene el deporte es poder saltar a la pista y ganar”. Es el guión que sostiene uno de los representantes de La Armada en el top 20 de la ATP, Tommy Robredo. El catalán vertía su argumento en el programa Tie-Break de Radio Marca (141), en relación a la investigación que la TIU (Tennis Integrity Unit) sostiene tras la figura de Guillermo Olaso. “Si están investigando a una persona, que lo hagan y se sepa lo que pasa. Ojalá que sea mentira y no haya ningún problema”.

El organismo internacional que analiza la posible alteración de resultados hace una acusación directa sobre un jugador español. ¿Se trata de una mancha que tenga que arrastrar sobre sus espaldas el tenis nacional? “No creo que el nombre del tenis español se vea manchado por que una persona haya hecho una cosa así en un determinado momento. En la vida cometemos errores y si es verdad que ha pasado, que ojalá que no, que no vuelva a pasar y ya está”, sostiene Robredo.

Una vía de ingresos directa, sencilla y jugosa. Las mafias ofrecen el paraíso a cambio de tergiversar un resultado. Nadie tiene por qué sospechar. ¿Cómo controlarlas? ¿Cómo se puede poner freno a uno de los mayores lastres que arrastra el deporte? “Las apuestas son incontrolables. Por un motivo muy sencillo: cualquier jugador puede ir a una pista de tenis, perder por un doble 0-6, o por un doble 1-6, y nadie le puede demostrar que ese partido lo ha vendido”, reconocía Feliciano López en una entrevista concedida a TENNISTOPIC.

Otro de sus compañeros de circuito, el portugués Joao Sousa también daba su versión a este medio. Un caso vivido en primera persona. “Un tío me mandó un mensaje a Facebook dándome mucho dinero por dejarme perder un partido. Obviamente, pasé el mensaje a ITF para que trataran el asunto e intentaran pillar a este hombre”. El jugador luso apunta más detalles: “Pero no sólo a mí. Hay muchos casos de jugadores que empiezan a jugar en el circuito ATP y les envían muchos mensajes de este tipo a través de esta red social. A mi compañero Gastao Elías y a todos los argentinos siempre les envían mensajes así. Sinceramente, no me extraña que la gente lo haga. Gente más necesitada o que no tiene sus principios muy claros. No estoy en ese grupo, lógicamente”.

Al escuchar la historia del portugués, Feliciano López replicaba: “Yo soy mayor y no lo he vivido tanto, pero sé que en los últimos años se ha incrementado. En Futures no lo sé, pero en Challengers es un escándalo. Y en partidos ATP ha habido millones de casos, pero es muy jodido demostrarlo. Ese es el problema. ¿Cómo vas a demostrar que un tío ha tirado un partido? Seguro que hay muchas redes montadas y gente que gana muchísimo dinero con esto. Las apuestas mueven una cantidad brutal de dinero en el mundo”. Y el toledano expone casos. “Nadie me ha venido nunca a ofrecerme nada. Se lo juro. Sí sé de compañeros míos a los que les ha pasado. Un día Janko [Tipsarevic] me dijo: ‘Hace años, en Rusia, vino un tío a mi habitación y me ofreció 40.000 euros por dejarme perder”.

Bautista replica la duda de Feliciano. “No sólo en Futures. En Grand Slam. En todos los torneos”. Las apuestas existen. ATP, Challengers y Futures. “Yo creo que no está bien que se pueda apostar en los Futures. Y tampoco se deberían mezclar las apuestas con el deporte, pero es inevitable. Y sí que es un tema feo de hablar porque escuchas cosas. Es más fácil que suceda en un Future, porque igual te estás jugando 50 euros por ganar un partido y es más fácil que ocurran esas cosas allí”, explicaba el castellonense.

La línea que divide el riesgo del éxito es muy delgada. Ganar o perder. Salir inmune o ser cazado. ¿Cómo demostrar que un jugador ha perdido intencionadamente? Problemas físicos, estabilidad emocional o, incluso, un simple mal día pueden explicar una derrota poco probable. ‘Es deporte y cualquier cosa puede ocurrir’, reza uno de los grandes tópicos. Pero, ¿hasta qué punto son habituales los sobornos por parte de las mafias? “No es habitual, pero sí que durante el año pasan este tipo de cosas”, continúa Bautista.

Un peligro para sobrevivir

Avaricia o necesidad. Una doble moral rodea los amaños, a las apuestas y al dinero ilegal que genera el tenis. ¿Por qué apostar? ¿Qué puede llevar a un jugador a perder el instinto competitivo y vender su alma al diablo? Este tipo de problemas son más habituales en torneos menores, donde los jugadores cuentan con mayores dificultades para sustentar sus carreras.

Desde el top 308 de la ATP, Juan Lizariturry, exponía su versión. “El primer Futures (en 2013) lo gané en Egipto. El premio fueron unos 800 euros. Si sumamos los gastos de estancia en el hotel, tanto por mi parte como la de mi entrenador durante las dos semanas que estuvimos allí son unos 500 euros, más el billete de avión (unos 300 euros), más entrenamientos al mes… ¿Compensa? Está claro que si van bien los resultados todo es un poco más fácil. Pero esto es una cadena y si no tengo dinero para competir, ¿cómo voy a tener para un entrenador? ¿Y para una Academia?”.

La imposibilidad para cubrir gastos en viajes, estancia, entrenador o alquiler de pistas, a lo largo de la temporada (un curso tenístico se eleva a una cantidad que oscila entre 30.000 y 50.000 euros) pueden tornar las apuestas en purpurina cegadora para acabar cayendo atrapados en las redes de las mafias. Uno de los jugadores que más éxito obtuvo esta temporada en el circuito de Futures, José Checa, explicaba su visión y apuntaba directamente a la cúpula. “En las casas de apuesta se permite apostar por todos los partidos de ITF, incluidos los Futures. Y la ITF está ganando mucho dinero a costa de las apuestas de estos torneos”.

Aunque se aparta y condena esta práctica, Checa encuentra una explicación. “El de las apuestas es un tema con el que se especula mucho. En el caso de los tenistas españoles, que yo sepa, estamos todos limpios. Se habla mucho de esto, pero si te ves con la soga al cuello, no lo vería mal. De todas formas, hablar de apuestas es un comentario fácil, pero yo no he visto ningún amaño”.

Jugadores y directivos. Federaciones y asociaciones de jugadores. Afecta a todos. Desde la cúpula hasta los culpables. Mientras el deporte se mantiene afectado por uno de sus grandes lastres, se precisan soluciones. Los amaños son un problema a voces.

¿Qué opinan los jugadores sobre los amaños?

Tommy Robredo 

Feliciano López

Joao Sousa

Roberto Bautista

José Checa

Juan Lizariturry 

  • fer

    Una vez que se a permitido legalizar las apuestas se ha abierto la caja de pandora , todos sabían que esto iba a ocurrir , el dinero de las apuestas tambien toca a dirigentes de las distintas asociaciones y federaciones , no solo a los jugadores , la diferencia es que ellos se benefician sin exponerse , por otro lado que va a decir un jugador profesional ? si dice lo que sabe la va a pasar muy mal , no nos engañemos ,ellos los dirigentes sin que lo digan alimentan esto , y siempre habra un perejil jugador al que le van a caer con toda la ley , asi se lo creen los aficionados que ELLOS los dirigentes son las personas mas puras en el mudo del tenis….

    • loca del castillo

      si si aqui siempre se ve a los jugadores como culpables pero los de las corbatitas y palcos parecen santos

  • Carlos

    Una pequeña solución que no definitiva es no abrir los mercados de future y challenger para apostar. En esas categorias es donde más dinero se mueve. Los jugadores necesitan dinero para viajar, pagar entrenadores, pistas de entrenamiento… Los que no lo tienen y son tentados pueden caer. Puede que no sea fácil decir que no para según que jugador. Si es la única solución que tienen para crecer como tenistas y poder subir en el ranking porque no van a dejarse ganar algún partido para hacer caja? No estoy a favor de esto, faltaría, pero puedo entender que algunos jugadores que no tienen fuerza económica hagan esto para poder sufragarse los gastos.
    Así que apuestas en challengers y futures fuer, es fácil decirlo y difícil hacerlo porque mueven mucho dinero y los peces gordos sólo están contentos con sus bolsillos llenos.

  • Carlos

    Lueego tenemos los jugadores como Potito Starace, Volandri y cia que no son de fiar y que como ya no suben puestos parece que prefieren hanar dinero sucio que luchar por lo que siempre han luchado que es ser buenos tenistas.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados