Almagro completa el póker

Redacción desde la ciudad de Madrid

Huele a aire de primavera. Y eso es sinónimo de tierra batida. El calendario se tiñe de rojizo y los gladiadores sobre polvo de ladrillo se preparan para afrontan su edén particular. Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y París representan las cinco grandes paradas del circuito en arcilla. Pero antes, el Tour viaja hasta Casablanca (Marruecos) y Houston para recibir de manera oficial a la gira más importante del curso en esta superficie. Este curso La Armada ha dado la bienvenida a su tramo del año favorito colocando cuatro finalistas en los dos primeros eventos sobre el albero, algo que no ocurría desde el año 2000.

En aquella semana (del 24 al 30 de julio), al igual que esta temporada, los cuatro jugadores que se plantaron en la última ronda de los dos torneos disponibles en el calendario ATP: San Marino y Kitzbühel fueron representantes de La Armada. Sobre el polvo de ladrillo en el enclave de lengua italiana Sergi Bruguera y Álex Calatrava se plantaron en la última ronda, mientras que en la arcilla austriaca lo hicieron Álex Corretja y Emilio Benfele.

Catorce años después, España ha repetido la proeza. Nicolás Almagro ha sido el último en firmar su pase a la final de Houston. Ni siquiera necesitó jugar. Un pinzamiento en un nervio de la espalda de Sam Querrey -esta temporada no ha derribado a ningún rival español- le bastó para acceder a la última ronda. Allí le esperaba Fernando Verdasco, clasificado unos minutos antes, después de tumbar a Santiago Giraldo 6-4 y 7-5. Al otro lado del mundo, en el torneo de Casablanca, Marcel Granollers y Guillermo García López ya habían sacado su billete para disputar la final del único ATP 250 que se celebra en territorio africano. Así llega el póker español:

* Nicolás Almagro (#20): La tierra cura las heridas. El murciano es uno de los grandes especialistas del circuito sobre la superficie más lenta y todas las finales que ha disputado en su carrera están manchadas por el polvo de ladrillo. Además, con 236 triunfos es el tercer jugador en activo que más veces ha celebrado la victoria en esta superficie. Piernas y una potencia endiablada desde su revés a una mano son las armas letales que han llevado a Almagro hasta su 21ª final en Houston. De momento, el español ya ha defendido los 150 puntos que firmó el pasado curso tras alcanzar la última ronda en el campeonato estadounidense (cedió ante John Isner). En la peculiar arcilla americana, Nico tratará de romper una sequía sin trofeos que se extiende desde mayo de 2012, hace ya casi dos años.

* Fernando Verdasco (#29): Es uno de los españoles más versátiles. Capaz de levantar trofeos en arcilla, dura o cubierta. Sin embargo, la tierra es balsámica. Verdasco vuelve a sus orígenes para tratar de cortar en Houston una racha que se prolonga desde abril de 2010. Y es que el madrileño conquistó su último trofeo hace cuatro temporadas en el Barcelona Open. Desde entonces le han seguido siete finales más, seis de ellas sobre polvo de ladrillo (Niza 2010, Estoril 2011, Gstaad 2011, Acapulco 2012, Bastad 2013 y Houston 2014). Verdasco tendrá al otro lado de la red a Nicolás Almagro, un rival al que se ha enfrentado en ocho ocasiones sobre tierra batida y mantiene un cara a cara favorable de 6-2. Será la primera final íntegramente española en Houston, un campeonato que cuenta en su historial de campeones con un solo miembro de La Armada, Marcel Granollers (2008).

* Marcel Granollers (#36): Cuatro entorchados brillan en la vitrina del catalán. En las últimas siete temporadas sólo ha faltado a la cita con las finales en 2009. Y este curso ya ha cumplido con la tradición. En Casablanca, un torneo en el que sólo registraba una victoria (vs Robin Haase en la primera ronda de 2010) avanzó hasta el último día de competición por primera vez en esta campaña, después de superar a Federico Delbonis. El palmarés de Granollers se nutre un 75% de trofeos fabricados sobre polvo de ladrillo (sólo ha ganado uno lejos del tapete más lento, Valencia Open). En el torneo marroquí, donde ya ha ganado casi tantos partidos (3) como los que acumulaba en los tres primeros meses de temporada (4), saldrá como mínimo con 150 puntos vitales para su casillero de puntos en el ranking antes de afrontar los torneos más importantes de la gira sobre arcilla.

* Guillermo García López (#53): De la mano de Diego Dinomo ha regresado al mejor nivel que lució junto a Juan Manuel Esparcia entre 2010 y 2011, cuando se acercó al top 20 de la ATP y llegó a derrotar al número uno del mundo, Rafael Nadal. El espigado jugador de La Roda se plantó en la sexta final de su carrera en Casablanca. El manchego no se acoge al patrón tradicional que distingue a La Armada y sobre hierba es donde presenta su mejor porcentaje de triunfos (es la única superficie en la que ha obtenido más victorias que derrotas). Aún así, el polvo de ladrillo sirvió a García López para inaugurar su palmarés en 2009. Kitzbühel fue el escenario elegido para abrir su cuenta personal (en Bangkok levantó su segundo y -hasta ahora- último entorchado). Eso sí, Willy sumará puntos suficientes en Casablanca para regresar al top 50 de la ATP, una posición que no ocupaba desde el 9 de octubre de 2011.

>> Sabías que…?: La última vez que dos títulos celebrados una misma semana (también sobre tierra batida) fueron a parar a manos de dos jugadores españoles ocurrió en 2010: Bastad (Almagro) y Stuttgart (Montañés).

Las finales

Casablanca

Marcel Granollers vs Guillermo García López (15:25 hora española)

Houston

Nicolás Almagro vs Fernando Verdasco (20:00 hora española)

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados