Abierto de Australia: historias de la fase previa (I)

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

La fase previa de un Grand Slam siempre deja historias interesantes. El primer día de competición de una fase previa como esta es trepidante, con 64 partidos en juego y la mitad de los 128 contendientes acabando antes de tiempo su aventura, en este caso en Melbourne Park. En TENNISTOPIC hemos querido recopilar alguna de estas interesantes narrativas que ha dejado el inicio del Abierto de Australia. Veteranos en busca de un último baile, jóvenes que quieren abrirse paso y un buen puñado de estadounidenses que quieren ser la próxima potencia tenística.

Dos rockeros que nunca mueren. Radek Stepanek y Jürgen Melzer son veteranos, 38 y 35 años respectivamente, pero mantienen intacta su pasión por el mundo de la raqueta. Ambos han sufrido un calvario deportivo por culpa de las lesiones en los últimos años y aunque hubiesen podido dedicarse exclusivamente al circuito de dobles ya que son excelentes especialistas, siguen sin dar su brazo a torcer y buscan reverdecer viejos laureles en la modalidad individual. El checo, primer preclasificado la fase previa en Melbourne, ha comenzado la qualy con un trabajado triunfo ante el estadounidense Sekou Bangoura, al que ha derrotado por un tanteo de 6-3, 6-7(2) y 6-2. Melzer, por su parte, tampoco lo tuvo fácil ante el belga Joris de Loore (6-2, 3-6 y 6-3), un tenista emergente que se está haciendo hueco poco a poco en el circuito Challenger. Menos suerte tuvieron otros dos sempiternos jugadores curtidos en mil batallas como Benjamin Becker y Marco Chiudinelli. El germano cayó derrotado ante el serbio Zekic (4-6, 7-5 y 8-10) y el suizo comenzó como un tiro su partido contra Krueger pero acabó cediendo en tres mangas (6-1, 4-6 y 3-6).

La generación del 98 responde. Frances Tiafoe es el tenista nacido en 1998 con más recorrido en el circuito y además uno de los grandes favoritos de cara a superar la fase de clasificación en el Abierto de Australia. Partiendo como segundo preclasificado, el estadounidense derrotó en un encuentro a cara de perro al italiano Marco Cecchinato por un ajustadisimo 6-3, 5-7 y 7-5 y se citó con el belga Yannik Reuter en la segunda ronda. Eso sí, el tenista de Maryland no fue el único de su generación en ganar en el día de hoy. El surcoreano Duckhee Lee remontó de manera espectacular su partido (perdía 5-7 y 1-4 con dos breaks de desventaja) ante el quinto cabeza de serie, el argentino Kicker,  para acabar ganando por 5-7, 7-5 y 6-1. El griego Stefanos Tsitsipas, número uno del mundo junior durante gran parte de 2016, derrotó con facilidad al invitado australiano Van Peperzeel (6-2 y 6-1) y se citará con el estadounidense Fratangelo en uno de los duelos estrella del siguiente cruce. Y por último, el noruego Casper Ruud, que cumplió 18 años hace escasas dos semanas, dio la campanada derrotando a Teimuraz Gabashvili (6-4 y 6-4), uno de los tenistas más experimentados de la fase previa.

El regreso de Bhambri. Ganador del torneo junior en la temporada 2009, Yuki Bhambri disputó el cuadro final del Abierto de Australia -una de ellas superando la qualy- en las dos últimas ediciones y espera hacerlo en esta también, tras un aciago 2016 en el que apenas pudo disputar partidos debido a una lesión en el codo derecho. Finalizó el curso ganando un torneo ITF en Hong Kong y en la primera semana de 2017 pasó la fase de clasificación en Chennai y alcanzó la segunda ronda, donde solamente un inspirado Benoit Paire pudo frenarle. En Melbourne Park ha comenzado su andadura dejando por el camino a Stefan Kozlov, de 18 años y séptimo cabeza de serie, al que derrotó por 6-1 y 6-4 en apenas 71 minutos de juego. Desde el puesto 388 del ránking el tenista indio espera recuperar su lugar en el top100, un estatus que apenas pudo disfrutar por culpa de los problemas físicos. Lo visto hoy en la Pista 20 es, desde luego, un buen comienzo.

Poderío estadounidense. EEUU aspira a ser la próxima potencia del tenis mundial y en la fase previa del Abierto de Australia ha colocado a diez de los suyos en la segunda ronda del evento. Al ya mencionado triunfo de Tiafoe hay que señalar especialmente los de Noah Rubin (5-7 , 6-4 y 6-4 ante Stebe), Ernesto Escobedo (7-6(5) y 7-5 v Marterer) y Reilly Opelka (7-5 y 6-3 sobre Napolitano), tres jugadores jóvenes que aspiran a entrar en el top100 durante este 2017. Jugadores con más bagaje como Smyczek, Fratangelo, Ram o Kudla también comenzaron con triunfo al igual que otros perfiles más desconocidos como Alexander Sarkissian o Mitchell Krueger.

Cal y arena para España. Cuatro españoles iniciaron su camino en la qualy de Australia y dos de ellos, los más experimentados en estas lides, pudieron sobrevivir. Roberto Carballés Baena, 32º preclasificado del cuadro, derrotó en dos sets (6-4 y 6-2) al jugador local Marinko Matosevic, un veterano en horas bajas. Adrián Menéndez Maceiras, por su parte, trabajó y mucho para superar a Daniel Brands (3-6, 7-6(7) y 6-4) en una enconada lucha que se decidió por un marcador muy estrecho. Desafortunadamente, Jordi Samper (3-6 y 3-6 ante Smyczek) y Enrique López Pérez (6-7(4) y 6-7(4) v Machi González) se despidieron de Melbourne.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados